Pensemos en el uso medicinal del cannabis y sus derivados farmacológicos; de hecho, cada vez es más común oír hablar de términos como THC y CBD, pero ¿realmente cuál es su diferencia y en qué casos se utiliza uno u otro?

La doctora María Fernanda Arboleda, anestesióloga, especialista en dolor y cuidados paliativos, y experta en cannabis medicinal, explica las diferencias más importantes entre estos dos cannabinoides.

El THC y CBD son compuestos químicos de la planta Cannabis sativa y, aunque ambos producen potenciales beneficios terapéuticos cuando se utilizan como complemento de los tratamientos tradicionales, su aplicación médica varía de acuerdo con los efectos que originan en las personas.

CHECA ESTE POST: CONOCE LA MEDICINA REGENERATIVA ¡EN UN LIBRO!

¿QUÉ ES EL THC?

  • El principal componente de la planta de cannabis, el cual al consumirse en altas concentraciones se caracteriza por producir efectos psicoactivos.
  • Por lo general, produce un efecto parecido al de la dopamina en el cerebro, generando sensación de bienestar y felicidad (sentirse ‘happy’).
  • Aunque comúnmente se le asocia con el uso “recreativo”, medicinalmente puede ser efectivo para aliviar el dolor crónico.
  • También mejora la calidad del sueño en pacientes con insomnio.
  • Incrementa el apetito en personas que padecen anorexia como consecuencia del VIH y el cáncer.
  • Ayuda a mitigar las náuseas y vómito provocados por la quimioterapia en pacientes con cáncer.

¿QUÉ ES EL CBD?

  • El “componente de moda” ahora mismo, el CBD es otro de los cientos de cannabinoides que existen en la planta de cannabis.
  • El CBD no produce la intoxicación que se observa al consumir altas concentraciones de THC.
  • Su efecto antiinflamatorio se ha observado en diversas investigaciones.
  • También tiene un efecto ansiolítico (reduce los niveles de ansiedad), por lo que ayuda a mejorar síntomas asociados, y permite mejores niveles de concentración.
  • Por su efecto antioxidante se ha incrementado su uso en productos que se enfocan en el cuidado de la piel, y cada vez se observan más estudios que sugieren efectos terapéuticos en diversas enfermedades dermatológicas como dermatitis atópica, psoriasis y acné.
  • Aliado en el control de las crisis convulsivas gracias a su efecto sobre receptores que se ubican a nivel cerebral (coadyuvante en el tratamiento de epilepsia refractaria en niños y adultos).

¿Y la diferencia entre ambos?

Fuente: María Torres Farber


EL ÁCIDO HIALURÓNICO EN MEDICINA ESTÉTICA: MUCHO MÁS DE LO QUE TE IMAGINAS

Comparte tu opinión