Víctor Saadia presenta “Estilo de vida en consciencia”, libro que une ciencia y wellness para que descubras cómo puedes revertir la mala salud por medio de la medicina regenerativa.

¿De qué se trata?

El coronavirus ha dejado ver nuestros débiles sistemas inmunológicos, provocados por una mala alimentación, estrés, sedentarismo y la alta incidencia de enfermedades como la diabetes. Pero afortunadamente existe la medicina regenerativa.

Esto significa que muchas personas aún pueden prevenir y otras también pueden cambiar. “Claro que hay vuelta a atrás, solo tienes que comprometerte con tu estilo de vida”, dice Víctor Saadia, autor de Estilo de vida en consciencia, editado por Volver al Futuro y quien platica en exclusiva para KENA.

Decir «de algo me he de morir» es perder la batalla de la visión que es la más importante de todas

Cortesía Editorial y Podcast Volver al Futuro

¿Qué son las Enfermedades Crónicas de Estilo de Vida (ECEV) ?

«La obesidad, la diabetes, la hipertensión, los trastornos cardiovasculares y respiratorios, EPOC, síndrome metabólico y algunos tipos de cáncer; todos ellos son los problemas de salud más importantes del mundo y están íntimamente ligados a nuestro estilo de vida: el consumo de tabaco, dietas malsanas, inactividad física, uso nocivo del alcohol, estrés crónico, la falta de descanso y sueño reparador y ojo: el deficiente manejo emocional».

¿Qué es la medicina regenerativa?

«El equilibrio saludable ha mostrado que la diabetes y la hipertensión sí pueden ser reversibles; la ciencia ya demostró que el estilo de vida (alimentación, sueño, ejercicio y control del estrés) tiene una implicación brutal en revertir tu enfermedad o de mejorarla; quizás no te vas a curar, pero tus marcadores de sangre y azúcar van a bajar, algunos al grado de que ya no serás clasificado como diabético.

Medicina regenerativa
Cortesía Diminik Wycislo.

¿Por qué los médicos suelen decir que después de los 50 ya no hay cómo revertir enfermedades?

Es una parte controversial porque rompemos el paradigma: ‘Es que ya tienes 60, ya no hay nada que hacer’, pero los mismos médicos que han venido a consultorías a Bio Centro han visto que pueden juntar la biotecnología con el wellness para los tratamientos y sí sirve».

¿Por qué muchas personas son flojas para cuidarse?

«Es una herencia cultural y eso refleja cómo nos relacionamos con la comida en México: enseñamos a los niños a asociar la comida con un premio –dulces, helados, etcétera–; la otra es la atención que nos da una enfermedad: “No quiero curarme porque ya no me van a cuidar ni a consentir”. Los otros son los procrastinadores: ‘mañana empiezo a comer sano, mañana hago ejercicio’ porque así son en todo. Los tres son predispuestos por factores de estilo de vida».

Medicina Regenerativa
Cortesía: Dan Gold, Unsplash

¿En qué momento nos convertimos en un país “gordo”?

No hay un gen de la diabetes, en Europa también hay pandemia diabética, lo que pasa entre muchos factores compartimos “la dieta gringa” que se ha expandido a nivel mundial con alimentos ultraprocesados y empacados. Hay estudios antropológicos que muestran que desde el TLC de 1994 la forma de comer del mexicano cambió radicalmente. Es uno de los grandes cambios del mundo y por eso ha cobrado relevancia la medicina regenerativa».

¿Qué opinas de quienes dicen que prefieren comer y beber todo porque eso es disfrutar la vida?

«Yo también lo pensaba hasta que entré en depresión y decidí cambiar mi vida… Les diría que generar una ECEV va a condenar a una vida en declive, no es la muerte per sé, porque todos vamos hacia allá, pero al pensar ‘de algo me he de morir’ ya perdiste la batallas de la visión, que es la más importante. No nos detenemos a pensarlo pero llega un momento en el que tú decides adoptarlo y así también tienes el poder de controlar tu estilo de vida en lugar de ser controlado por él».

Medicina regenerativa
Cortesía: Kate Stone Matheson.

¿Cuáles son de los pilares del estilo de vida?

Nutrición. Ejercicio. Sueño. Emociones. Manejo del estrés y las relaciones interpersonales. Asociar una recompensa de ansiedad con un mal hábito es muy fácil: “Te comes las uñas cuando tienes que redactar emails durante el día; asocias escribir emails con comerte las uñas”. Pues bien, invierte la acción: identifica el estrés, haz la reacción obvia y cambia la recompensa. Quien se queda con la historia de que necesita un pastelito para ser feliz necesita dejar de creerlo.

Se oye fácil… pero, ¿cómo hacer que la gente tome acción?

«Haciendo las paces son tu yo del pasado y con la gente de tu pasado, incluso si es tu familia o tu mejor amiga; es permitirte salir del círculo social o familiar que te arrastra en ello. Sabemos que cambiar es un trabajo de todos los días, porque sí es cierto que nosotros somos las historias que nos contamos sobre nosotros mismos».

Medicina Regenerativa
Cortesía Víctor Saadia.

¿Cuál es tu consejo para dejar de ser autoindulgentes?

«Que cada quien encuentre su propio camino: si te sientes deprimido, ansioso o miedoso cambia los alimentos que lo favorecen, como las harinas por las frutas que ayudan a generar serotonina. Ahora, ¿cómo empiezas?, preguntándote precisamente: “cómo empiezas”. Estamos muy preparados para dietas, métodos, pasos y reglas; pero si no sabes lo que significa para ti la consciencia de tu cambio vas a seguir igual. Solo empieza.».

*Víctor Saadia es economista con maestría en Medicina Regenerativa y doctorado en Pensamiento Crítico, en Suiza y fundador de BioCenter, un centro enfocado al estudio y consultoría en esta materia.

Comparte tu opinión