Hoy vamos a iniciar nuestra rutina de yoga con las posturas ideales para pasar la cuarentena en paz y con el cuerpo totalmente desbloqueado.

Cuando pasamos muchas horas en casa, sin poder salir, los nervios empiezan hacer de las suyas y la necesidad de salir y sentir el aire puro es necesario para poder continuar ante este confinamiento mundial.

¿Cómo podemos empezar? : yoga en tiempos de cuarentena

Con estas posturas podrás recuperar tu equilibrio emocional, tu paz interior y la elasticidad corporal. ¡No esperes más!

Postura del gato 

Imagen de Hola en Pinterest

Imagen de Hola en Pinterest

Es una de las posturas más sencillas en yoga con la que podrás relajarte y entrar en contacto con esta disciplina milenaria. Es excelente para estirar y aliviar los dolores de espalda. 

Los expertos explican: “ponte en posición cuatro puntos: las manos a la altura de los hombros y las rodillas al ancho de las caderas. Inspira y eleva la espalda, mantén unos segundos, exhala y vuelve a la postura inicial.” El punto es moverte como un gato, encorvas la columna hacia adentro y hacia afuera. Excelente. Algunos profesores llaman a la postura completa de «gato» y otros, la complementan con la siguiente.

Postura de la vaca 

Imagen de Hola en Pinterest

Imagen de Hola en Pinterest

Esta postura complementa a la del gato. Si las trabajas juntas, podrás aliviar las tensiones de la espalda y a alejar de tu mente de los pensamientos negativos o catastrofistas.

Los expertos explican: “inspira profundamente y, en la misma posición, eleva la pelvis y la cabeza al mismo tiempo que bajas el estómago. Aguanta unos diez segundos y expulsa el aire. Prepárate para volver a realizar la postura del gato.”

Postura del perro mirando hacia abajo

Imagen de Hola en Pinterest

Imagen de Hola en Pinterest

Haz esta postura y alivia el estrés que nos produce a todos esta situación de cuarentena. 

Los expertos explican: “para comenzarla, ponte en posición cuadrúpeda (manos justo debajo de los hombros y rodillas justo debajo de la cadera y al mismo ancho). Inspira y levanta las caderas como si alguien tirara de ti. Las manos tienen que estar bien apoyadas en el suelo y los dedos muy abiertos. No pasa nada si no puedes colocar los talones en el suelo. También puedes hacer ligeros movimientos con los pies como, por ejemplo, ponerte de puntillas y bajar los talones. Aguanta varias respiraciones.” Es importante que tus hombros estén lo más alejados de tus orejas como te sea posible, tu espalda muy recta y la pelvis hacia adentro («no saques las pompis»). 

Postura del niño 

Imagen de Hola en Pinterest

Imagen de Hola en Pinterest

Después de una intensa jornada de yoga, esta postura es importante para liberar y sentirte descansada.

Los expertos explican: “ponte de rodillas y siéntate sobre los talones. Estira las manos hacia delante y deja que la cabeza caiga. Si te sientes cómoda, puedes colocar los brazos hacia atrás, pegados hacia el torso. Haz varias respiraciones.” 

Postura del guerrero 

Imagen de Hola en Pinterest

Imagen de Hola en Pinterest

La postura del guerrero es buenísima para calmar los nervios, aumentar la concentración y fomentar el equilibrio.

Los expertos explican: “para realizarla, separa la pierna derecha y gira el pie para que apunte hacia delante. Los brazos en cruz y las palmas de las manos mirando hacia abajo. Inclina el torso hacia el costado mirando la punta de los dedos de la mano derecha. Repite esta postura con la pierna izquierda.” 

A continuación te mostraré un video de cómo empezar con un rutina de yoga para principiantes. ¡Lo necesitas! 



LEER MÁS SOBRE MI PRIMERA CLASE DE YOGA

Comparte tu opinión