Pensar en positivo cambiará tu vida. ¡Así que empieza a celebrar este día tan especial! Desde 2003, cada 13 de septiembre se celebra el el Día Internacional del Pensamiento Positivo.

“Descubrí el poder de la conexión mente-cuerpo y el efecto que nuestra actitud puede tener en la salud”

¿Cómo surgió esta celebración?

Hay estudios que corroboran que pensar en positivo atrae cosas positivas y aleja los malos pensamientos. Si tenemos una perspectiva más amplia y positiva de la vida, podrán sucedernos mejores cosas.

La doctora Kristen Harrell descubrió lo importante que era el pensamiento positivo para frenar un dolor crónico. “Después de que me dijeran que la medicina tenía poco para ofrecerme, empecé a explorar otros sistemas alternativos”. Explicó también que a partir de allí “descubrí el poder de la conexión mente-cuerpo y el efecto que nuestra actitud puede tener en la salud”.

La filosofía del Pensamiento Positivo se celebra entonces cada 13 de septiembre, resaltando que la manera en que pensamos y hablamos –aún con nosotras mismas- puede impactar de forma significativa en nuestra visión de la vida, e inclusive en la salud física y emocional.

Según expertos como la doctora Harrell, el pensamiento positivo, además de ser motivante, inspirador y energizante, le permite a las personas manejar las situaciones estresantes y difíciles de una mejor manera, lo cual reduce los efectos negativos del estrés en el organismo.

Como pensar positivamente tiene muchos beneficios para la salud física, mental y emocional, hoy les presentamos 5 de los beneficios más importantes de pensar en positivo:

  • Nos facilita la vida. Los pensamientos positivos generan una actitud positiva ante las otras personas y ante los hechos que nos ocurren. Si para nadie es un secreto que enfrentar las situaciones con una actitud abierta y optimista deviene siempre en mejores resultados y mejores relaciones, ¿por qué dar cabida a los pensamientos negativos?
  • Nos ayuda a ser mejores personas. Pensar positivamente nos permite mantenernos en paz internamente, lo cual nos da la posibilidad de ser más constructivos, asertivos y felices. Por otro lado, nos da más confianza y seguridad al momento de establecer relaciones, tomar decisiones y resolver situaciones.
  • Nos hace más fuertes. Quienes piensan positivamente tienen dificultades tanto como quienes piensan negativamente, pero el pensamiento positivo hace que las situaciones se vean de una manera más fácil y se piense más en soluciones que en problemas. Por eso, afrontan los retos de una manera más constructiva, lo que les ayuda a crecer y ser más fuertes.
  • Nos mejora la salud. Los pensamientos positivos ayudan a combatir el estrés, un asesino silencioso que enferma, envejece y mata. También resultan útiles para combatir los dolores y las enfermedades, especialmente cardiovasculares. Asimismo, fortalecen el sistema inmune, alejan la depresión y mantienen controlada a la ansiedad.
  • Nos hacen más felices. Los pensamientos positivos mejoran todas las relaciones, comenzando por la que tenemos con nosotras mismas. Nos hacen sentirnos más confiados y seguros, facilitan la convivencia y nos vuelven más resistentes ante las dificultades y los obstáculos. Todo ello contribuye a mantener una vida más armónica y equilibrada.

¿Cómo celebrarlo?

Empieza tu día con una sonrisa y diciéndote a ti misma que hoy será un buen día. Ya con decirlo o pensarlo, ¡lo será!. También puedes rodearte de gente positiva y mostrar gratitud ante las pequeñas cosas.

¿Quieres seguir celebrando? Elige libros o películas que tengan mensajes positivos y que te ayuden a ser positivo tú también.

Pero sobre todo: sonríe.

También te puede interesar: https://kena.com/el-cuerpo-habla-como-mis-emociones-afectan-mi-salud/

Con información de www.inspirulina.com y www.sentirpositivo.com