En muchas ocasiones, las madres emprendedoras no saben por dónde empezar. Quieren poder disfrutar de sus hijos, pero también desean tener sus propios ingresos.

Cuando eres una madre emprendedora organizar bien el tiempo es tu mayor desafío. Cada minuto cuenta, no lo desperdicies. Haz tu agenda diaria y cúmplela. No trates de hacer todo en un día. Hay días que cumplir con la agenda es casi imposible, por lo general esto sucede cuanto tenemos niños pequeños que aún no van a la guardería; de 1 a 3 años es la edad en la que necesitan más atención. Cuando tus hijos estén en edad escolar, aprovecha ese tiempo al máximo para tu emprendimiento, así cuando ellos regresen ya puedas dedicarles tiempo de calidad.

Si tus hijos son adolescentes involúcralos en tu emprendimiento, eso te ayudará a tener una mejor relación madre-hijo y, a su vez, servirá para mantenerlos ocupados y supervisados. Además les enseñarás que emprender es magnífico y quizás pongas en ellos la semilla de un futuro emprendedor.

Tener ingresos por emprender y compartir tiempo con la familia pareciera cuesta arriba, pero no imposible. Por eso asistimos al webinar 5 tips para convertirte en una madre emprendedora exitosa, ofrecido por @ivoneazzrak (@mamaemprendeahora) y @normanmilwood (@quierominegocioya).

Los especialistas plantean los problemas comunes de las madres emprendedoras y sugieren preguntarte y responderte con sinceridad la siguiente pregunta ¿Por qué y para qué quieres emprender? ¿Te sientes identificada con algunas de estas premisas?

  1. Dar el primer paso
  2. Escoger un emprendimiento
  3. Organizarte
  4. Tener herramientas efectivas
  5. Respuestas a tus interrogantes
  6. Formación para potenciar tu emprendimiento
  7. Conseguir clientes

Para responder tus dudas ofrecen los siguientes 5 tips:

1 Perder el miedo: No está bien que el miedo te frene el hacer nuevas cosas. Debes salir de tu zona de confort y buscar nuevos rumbos. Proponte volver a tu propósito de vida, lo que siempre has querido hacer, impulsar tu motivación, superar las barreras. Enfócate en la mejor alternativa para ti.

2 Evalúa el tipo de emprendimiento: Por lo general, hacemos algo porque nos gusta, pero hay que ir más allá. Evaluar las necesidades del mercado tipo, es decir, a qué cliente esperas llegar. Pregúntate si es un negocio potencial, cuál va a ser tu mercado, el nicho al cual esperas llegar. Evalúa la disposición de los materiales e insumos que vayas a utilizar.

3 Lleva una agenda: A veces cuesta tener una agenda, pero debes enfocarte en el trabajo que estás emprendiendo. Programa tu tiempo para que puedas cumplir con el tiempo que le dedicas a tus hijos y las actividades previstas para tu emprendimiento.

4 Capacítate: Busca capacitarte para tener más herramientas para desarrollar tu emprendimiento. Fórmate, inscríbete en cursos que te permitan mejorar o aprender técnicas nuevas y potencien tu idea. Desarrolla tu chip emprendedor.

5 Cuídate de los robasueños: Muchas personas pueden decirte que esa idea que tienes no es factible, pero deja de escuchar esas voces agoreras. Si tienes una idea, un sueño, una meta, lo importante es que tomes consejos de quienes emprendieron y tuvieron éxito. Rodéate de personas exitosas y huye de los robasueños.

Emprender es posible, solo ponle pasión a tus sueños.

 

También te puede interesar:

Historias que inspiran: una emprendedora que lucha por el cáncer infantil

Comparte tu opinión