En la actualidad el abuso emocional es una de las maneras más comunes de atentar contra el ser humano. ¿Has pasado por eso? ¿Has sido víctima? Descubre estas 3 cosas que también entran dentro del abuso emocional y no lo dejes pasar.

Para vivir este tipo de abusos, no necesariamente tiene que ser con tu pareja, existen casos donde tu familia, amigos, compañeros de trabajo e incluso vecinos, nos agreden.

Llega un punto que, al darnos cuenta de lo que está pasando, queremos impedirlo de inmediato y a veces no podemos…

Por tal motivo, y dándole importancia a este caso, voy a enumerarte 5 puntos de alerta>> ¡también entran en los casos de maltrato emocional!<<

ESTE POST TE VA A INTERESAR: ¿EMOCIONES A FLOR DE PIEL?: CONOCE MÁS SOBRE TUS REACCIONES CON LA TEORÍA CANNON-BARD

Abuso emocional ¡en diferentes presentaciones!

1- Acusar y culpar:

Por lo general, te hacen sentir culpable de todo y te señalan sin clemencia. Si notas que alguien muy allegado a tu entorno te dice cosas como: “Es tu culpa”, “¿Qué te que te pasa?”, “No me lo recordaste.” “Nada de lo que hago es suficiente”, marca distancia.

2- Contradicciones:

Si estableces una conversación con alguien, y notas que siempre te lleva la contraria, hace notar tu comentario incierto o no te quita razones cuando estas son evidentes, pues amiga, esa persona esta abusando emocionalmente de ti.

Por ejemplo, si tu le dices: “esta comida esta deliciosa” y la persona en cuestión te responde: “sabe horrible, a ti siempre te gusta lo malo”, es un ejemplo claro de este tipo de abusos. También el famoso mansplaining es violencia.

3- Abuso disfrazado de bromas:

Los chistes o los juegos pesados entran en este top 3 de abusos emocionales. En este caso el abusador le encanta humillar, ridiculizar y burlarse de las personas en privado o en público y tomando el ultimo caso, su objetivo será generar confrontaciones entre los presentes.

Si esto ocurre, eres victimario emocional. ¡No te dejes!

¿Conoces el Gaslighting?

Es el tipo de violencia en el que la persona hace que dudes de tu sanidad mental. Te desaprueba tanto y con argumentos envolventes, que sí puedes llegar a pensar que la que está mal eres tú. Ten cuidado y conócete bien.

Recomendación:

Cuando notes que este tipo de abuso se presenta de forma recurrente, es necesario que tomes distancia. Definitivamente es una persona tóxica y hay que aprender a darles un límite antes que sea demasiado tarde.

Ir a un psicoterapeuta es muy recomendable, pero si notas que ni con terapia tiene remedio la situación, pues es necesario alejarse, primero vale tu estado emocional y tu paz mental.



MIRA ESTE POST ¡SUELTA ESAS EMOCIONES Y VIVE!


Síguenos en redes sociales como @KENArevista: