Si no te cae muy bien la lactosa o, simplemente quieres disminuir tu consumo de leche animal, las bebidas vegetales son una súper opción. Veamos cuáles son los mitos y realidades al respecto.

No te sientas mal si no toleras la lactosa, no eres la única. Un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition menciona que 75% de la población mundial tiene algún tipo de intolerancia a la lactosa.

Pero tenemos una buena noticia para ti; y es que actualmente ya existen en el mercado muchas opciones de bebidas vegetales que puedes adaptar a tu estilo de vida y rutina.

Sin embargo, aún existen algunos mitos sobre este tipo de productos y hoy  te vamos ayuda a conocer más sobre sus bondades y así te sientas más segura de elegir tu favorita.

Bebidas vegetales: «mitos y realidades»

«Son bebidas más ligeras»

CIERTO

Gracias a los ingredientes que contienen son más fáciles de digerir, pues son bajas en grasas, además de incluir grandes cantidades de vitaminas y minerales.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard, determinó que los lácteos no son un producto esencial para una dieta saludable.[2] En su guía Healthy Eating Plate mencionan que es porque la mayoría de estos productos cuentan con altos niveles de grasas saturadas y componentes químicos en su producción.[3]

«Contienen azúcar»

Depende

Por su naturalidad no contienen ningún tipo de azúcar añadido, existen algunas opciones endulzadas para disfrutar cuanto tengas antojo de algo dulce, pero dependerá de tu preferencia. Es importante leer las etiquetas para elegir la más adecuada a tus necesidades.

Hay diferentes opciones sin azúcar como Almendra, Coco, Arroz, Soya o nuevas opciones como Nuez de la India y Avena + Linaza, que puedes incorporar en tus recetas y en tu dieta diaria.

«Son menos nutritivas»

FALSO Θ

Gracias a la amplia variedad que existe de bebidas vegetales, contienen diferentes propiedades que traen grandes beneficios a la salud. En general aportan vitaminas, hierro y fibra, además de ser libres en colesterol, bajas en sodio y contienen más calcio que la leche de vaca.

«Se pueden preparar en casa»

CIERTO √

Existen muchas recetas para preparar tus propias bebidas en tu casa, sin embargo una gran desventaja es la poca duración que tienen; pues se descomponen y pierden propiedades.

Por ello se aconseja adquirir la que más te guste en el supermercado y conservarla en refrigeración, así ahorras tiempo y cada que se te antoje sólo basta con abrir el envase y servir.

«Son bajas en grasa y calorías»

CIERTO √

Una porción de este tipo de bebidas contiene muy pocas calorías y aportan grasas buenas a nuestro cuerpo; por lo que, son ideales para el sistema cardiovascular y muy recomendadas en diferentes planes de alimentación.

Como podrás ver, las bebidas vegetales no son sólo una moda, sino que tienen grandes ventajas y beneficios para cualquier persona que las consuma.

Pruébalas y consiente a tu cuerpo incluyéndolas en tus comidas. Existen muchas opciones de recetas, que van desde el desayuno hasta un postre rico y eso sí, muy fit. ¡Disfrútalas!

Fuente: Nature’s Heart®



DOS QUESOS VEGANOS Y CÓMO COMERLOS

Comparte tu opinión