Promover la diversidad dentro de un salón de clases es buen comienzo para crear una futura sociedad libre de xenofobia, exclusión y falta de respeto… ¿Cómo se logra esto?

Un sistema educativo incluyente

“Un sistema educativo es de calidad cuando presta atención a los grupos marginados y vulnerables y procura desarrollar su potencial”, así lo explica la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Ciencia y la Cultura.) refiriéndose a la educación inclusiva.

La idea de esto es eliminar las diferencias de género, ¿qué se logra al hacerlo? Ofrecer el mismo nivel de enseñanza a todos, reconociendo a los grupos marginados y vulnerados por la sociedad: discapacitados, con diferencias de género o hasta en el color de piel.

La empresa de innovación y tecnología, Colegium, propone cinco formas de lograr la diversidad y la educación inclusiva dentro del salón de clases.

Por una educación apostando por la libertad y el respeto igualitario

Por una educación apostando por la libertad y el respeto igualitario

5 formas de incluir la diversidad en la educación de los pequeños

  • Incentivar el respeto por lo diferente: los profesores deben enseñar a llevar una convivencia llena de armonía dentro del salón de clases, incorporando sistemas de educación como: dinámicas o ejercicios que integren las diferentes características de todos los niños.

¿Qué se obtiene con esto? Una participación responsable, apostando siempre por el potencial de cada pequeño, inculcando valores y respeto igualitario.

  • Construyendo un ambiente armónico en el aula: esto los hará sentir más motivados y con una mejor actitud para el aprendizaje.

Este punto es importante, porque hacerlos sentir bienvenidos a clases sin importar sus condiciones o características desiguales, incrementará su sentido de pertenencia y así, mejorar la convivencia entre compañeros de clases y alumnos con maestros.

  • Confianza es la palabra clave: te preguntarás ¿y esto por qué? Cuando se fomenta la confianza en cada alumno, se trabaja directamente con su autoestima y esto ayuda a potenciar las habilidades de cada uno.

De esta forma se conseguirá formar personas exitosas y tolerantes antes problemas cotidianos y comunes de la actualidad, como el bullying.

  • Por más actividades sociales y culturales: es la mejor manera de que se integren positivamente al trabajo en equipo y el desarrollo personal. Manejarán de mejor forma la aceptación y el respeto entre ellos.
  • Más tiempo para educar: y apostar por invertir más tiempo a la educación, transmitiendo sus conocimientos, desprendiéndose de los libros de textos y adaptándose a las herramientas digitales para la realización de tareas.

Esto hará más simple el sistema educativo y beneficia en sumar tiempo en actividades dentro del aula que beneficien a esta causa educativa igualitaria.

 

LEER MÁS SOBRE: ¡FELIZ DÍA DEL NIÑO! CÓMO EDUCAR NIÑAS Y NIÑOS CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Comparte tu opinión