Seguramente lo has visto en el mercado o la zona de verduras del supermercado. Es una raíz gruesa y pequeña de color amarilla por dentro y con una piel café clara, pero también existen unas de color blanco o rojo. Además de tener muchos beneficios para la salud, se puede utilizar en la cocina ya que realza el sabor de muchos platillos.

Por: Paulina Martínez Castañón

El jengibre es una raíz muy utilizada en los platillos de la cocina asiática. Esta es la responsable del sabor especiado, aromático y hasta picoso de esos platillos.

Osteoartritis y  función cerebral.

El jengibre es una de las 
especias más saludables en el planeta, ya que contiene muchos nutrientes, así como compuestos que ofrecen beneficios para el cuerpo y la mente. El gingerol, por ejemplo, posee diversas propiedades benéficas para
el cuerpo; la más conocida es la que proporciona al estómago, pues ayuda a mejorar la digestión; también puede reducir la náusea y combatir la gripa común, pues inhibe el crecimiento de algunos tipos de bacterias. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo cual la hace excelente para mitigar dolores musculares, reducir síntomas de osteoartritis y mejorar la función cerebral.

Estrés,áncer de páncreas, seno y ovario, envejecimiento prematuro. 

En un estudio reciente se descubrió que tiene propiedades antidiabéticas, por lo cual si se consumen 2 g de jengibre de manera repetida, disminuye el azúcar en la sangre. Además, puede reducir los niveles de colesterol y atenuar el riesgo de enfermedades cardiovasculares (con 3 g diarios). El extracto de jengibre tiene propiedades anticancerígenas que pueden reducir las probabilidades de presentar cáncer de páncreas, seno y ovario. También es un afrodisiaco natural, antidepresivo, combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés. ¡Cómo no amarlo!

 

Come sus propiedades

El jengibre se puede usar fresco, seco 
o en polvo. Este último es muy utilizado en las famosas galletas de jengibre que se preparan en navidad. También se puede incluir en distintas recetas desde platillos salados hasta dulces.

  • Combínalo con fruta al hervir manzana o pera con un poco de canela y jengibre.
  • Ralla un poco e inclúyelo en licuados, sopas y aderezos para ensalada.
  • Fríe un poco de ajo, cebolla y jengibre al hacer un guisado de carne, pollo o pescado.
  • Prepara una infusión para combatir una gripa o infección de garganta y bébela tres veces al día. Sólo hierve 3 g de jengibre en agua por 5 minutos, cuela y sirve en una taza. añade 1 cucharadita de miel de abeja y el jugo de un limón.

Comparte tu opinión