biohacking

Biohacking: ¿Por qué sí «hackear» tu vida?

Si te dijeran que estás a tiempo y que hay maneras de reprogramar la manera en que tu salud se manifiesta y que, de hacerlo puedes vivir más y mejor, ¿lo harías? De esto se trata el «biohacking».

El término «biohacking» se ha acuñado del inglés y por su referente etimológico es una palabra compuesta: «Bio» que deriva de vida/biología; y «Hack», que se entiende como truco para entender cómo funciona la vida y lograr controlarla o intevenirla y alcanzar con ello su máximo potencial.

Para qué funciona

Esta tendencia ofrece consejos expertos de los llamados «biohackers» quienes se han dado a la tarea de investigar todo tipo de «hack» para tomar ventaja del funcionamiento de los organismos vivos, principalmente el humano, en estos ejes:

  • Rendimiento físico y emocional
  • Salud (objetivo máximo)
  • Longevidad (se estudia como la fuente de la eterna juventud)
  • Rendimiento mental.

Una de las máximas del «biohacking» es reconocer que somos un todo con todo organismo vivo y que debemos observar y respetar la naturaleza para acceder a la posibilidad de vivir más y mejor. Para lograr diferentes resultados se usan diversas intervenciones, que además debemos de considerar que deben personalizarse, pues cada persona funciona distinto por género, edad, estilo de vida, etc.

En este tenor, pueden ser «hackeables»:

  • La alimentación o nutrición:
    • Eligiendo alimentos más sanos y con mayor densidad de vitaminas y micronutrientes en cantidades acordes y suplementación, privilegiando el origen natural y evitando los alimentos procesados.
    • Dieta cetogénica (vigilada y guiada por profesionales por su eliminación de carbohidratos simples), lo que obliga al cuerpo a tomar energía de otras fuentes y bajar el porcentaje de grasa corporal y visceral al mínimo saludable, lo cual mejora toda la salud. También puede recomendarse la dieta paleo. Se busca incluir alimentos con propiedades anti inflamatorias, anti oxidantes, fermentados y semillas.
    • Ayuno intermitente: que consiste en dar descanso al sistema digestivo por horas y representa una alternativa para aquellos que quieran adelgazar, depurar o aumentar masa muscular que consiste en la alternancia de periodos de ayuno con periodos de ingestión de alimentos en horarios controlados.
  • La suplementación con micronutrientes que no están tan disponibles en los alimentos en las cantidades adecuadas y que se ha demostrado que favorecen el funcionamiento endrócrino y metabólico: vitaminas, minerales, omegas, creatina, aminoácidos, probióticos, nootrópicos ( también conocidos como drogas inteligentes, estimulantes de la memoria y potenciadores cognitivos).
  • El ejercicio como estilo de vida, principalmente funcional y toda actividad que favorezca la salud articular y cardiaca.
  • Tratamientos con terapias de choque con frío o calor porque ofrecen fortalecer el sistema inmune.
  • Exposición al sol para promover la correcta absorción de micronutrientes en la piel y la producción de endorfinas, así como la exposición a periodos de felicidad y risa con la misma intención.
  • La higiene del sueño ajustando individualmente al ciclo circardiano mediante la manipulación de horarios vs la luz natural ya que el ritmo luz/oscuridad es fundamental para beneficiar de un nivel de energía óptimo durante el día, y tener un sueño recuperador por la noche.
  • La práctica de técnicas de respiración, meditación y mindfulness.
  • El uso de aparatología para monitorear: pulso, oxigenación, frecuencia cardíaca, temperatura, niveles de azúcar y cetonas en sangre.
  • El monitoreo de movimiento «quantified self» que se traduce en utilizar tecnologías como los teléfonos inteligentes y sus aplicaciones de software, como de hardware, tales como GPS, rastreadores de actividad física, para registrar todos los aspectos de la vida diaria de una persona: cantidad de pasos, comida que se ingiere, cantidad de sueño, ritmo cardíaco, humor, etc. El fondo es recolectar información de uno mismo para hacer ajustes en consciencia.

Una mejor salud

El «biohacking» se trata de optimizar la salud: llevarla a su mejor versión para estar lo mejor posible: más delgados, con más energía, con mejor humor, mayor concentración, más creatividad, mejor apariencia, tomando el control de la biología del cuerpo y de la mente para reducir sus síntomas, dormir bien, prevenir enfermedades y beneficiar de una buena calidad de vida a largo plazo por la forma en que se modifica la expresión de los genes. Si quieres saber más de esta tendencia en pro de la salud y la longevidad, lee a Dave Asprey.

Esto va más allá de parecer «más jóvenes», se trata de realmente engañar al reloj biológico y empezar a llevar a cabo las frases «los 30ss son los nuevos 20s, los 50s los nuevos 40s, etc. Esto va mas allá de tratamientos estéticos, o de cirugías plásticas, va de cambiar la genética y vencer los esterotipos del comportamiento celular. Personalmente me parece una propuesta lógica y evolutivamente adecuada para maximizar nuestro potencial biológico y al final, en esto, si morimos en el intento no pasa nada porque de mejorar nuestra salud y calidad de vida, tendremos algunos años a favor.

Karla Lara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.