Las emociones son nuestra pila recargable que nos hace reiniciarnos siempre, tenido una importante influencia en nuestros pensamientos y actitudes. ¿Sobrevivimos o prosperamos?

Los expertos explican que las emociones tienen tres fundamentos importantes:

  • Componente subjetivo (cómo experimentamos la emoción).
  • Componente fisiológico (cómo nuestros cuerpos reaccionan a la emoción).
  • Componente expresivo (cómo nos comportamos en respuesta a la emoción).

Estos tres componentes desempeñan un papel diferente en la funcionalidad y el propósito de todas nuestras respuestas emocionales, sean cortas, largas o con diferentes intensidades.

Las emociones desencadenan más emociones

Por ejemplo, si vas a presentar un examen, es normal que sientas ansiedad. ¿Por qué? son momentos donde presentas muchos nervios y cuestionamientos sobre tu rendimiento.

Pero, ¿qué pasa entonces? Te das cuenta que todo fluye y es cuando aumenta la motivación para seguir tomando decisiones y continuar haciendo cosas positivas para determinada situación.

Cuando tú misma te motivas, disminuye satisfactoriamente todas esas emociones negativas que son el gran talón de Aquiles. Podemos decir que una emoción positiva, «mata» tres negativas… ¿nada mal no?

Las emociones contra el peligro: ¡fundamental!

¿Qué pasa cuando experimentas miedo? Lo más normal es que quieras huir de esa situación de amenaza.

Pero pasa todo lo contrario cuando sentimos amor; queremos quedarnos para siempre, sentimos esa felicidad a flor de piel y hasta el cabello nos brilla.

Tomando estos dos puntos, podemos decir que las emociones juegan un papel importante y adaptativo en nuestras vidas, sin importar edades, motivándonos a actuar y a tomar decisiones que maximicen o minimicen (dependiendo del caso) las posibilidades de éxito y felicidad.

Emociones VS. decisiones

La inteligencia emocional, o lo que es lo mismo, nuestra capacidad para entender y manejar las emociones, se ha demostrado que desempeña un papel importante en la toma de decisiones.

Por eso siempre decimos: “no tones una decisión cuando estás muy molesta o cuando estás muy feliz” puede ser un arma de doble filo.



LEER MÁS SOBRE ¿EMOCIONES A FLOR DE PIEL?: CONOCE MÁS SOBRE TUS REACCIONES CON LA TEORÍA CANNON-BARD

Comparte tu opinión