Hay mujeres que admiro, y Deborah Dana.

Con un MBA por la Universidad de Harvard, no sólo es la co-fundadora de Kiwilimón sino que además es la CEO de Canasta Rosa, la tienda en línea que la está haciendo en grande beneficiando a miles de emprendedoras en México. ¿Mencioné que está casada y tiene cuatro hijos di-vi-nos? Deborah es prueba de que las mujeres podemos todo y luego un poco más.

“Siempre quise, desde que trabajé en Procter, estar en el tema de los medios digitales, específicamente dirigidos hacia la mujer, así que me junté con una amiga, Lorenza Ávila, y lanzamos Kiwilimón porque en ese entonces la tendencia de nicho o la vertical más grande para mujeres en internet era la cocina. El concepto lo bajamos y lo tratamos de llevar más allá de una página para ver contenido; queríamos que fuera una plataforma en donde los usuarios interactuaran y compartieran sus recetas”, me cuenta Deborah en entrevista.

En sus palabras, Kiwilimón fue una historia de emprendimiento muy ‘by the book’, pues empezaron con sus ahorros y poco a poco fueron abriendo rondas de inversión a familiares y amigos e inversionistas ángeles.

“Después se nos presentó la oportunidad de ser los proveedores de recetas de la página web de Walmart y Superama, por lo que decidimos ir por dinero de capital privado y de gobierno… Eso fue hace seis o siete años y me acuerdo que recibimos bastante prensa porque fuimos las primeras mujeres en levantar capital a ese nivel”, recuerda la hasta entonces directora general del recetario (cedió el puesto para ocuparse en otros proyectos).  

Hoy Kiwilimón es la red social #1 de cocina, pues impacta a más 200 millones de personas al mes por medio de sus videos.

NACE CANASTA ROSA

Empoderar a la mujer fue una de las más grandes satisfacciones que Kiwilimón trajo a la vida de Deborah. “De pronto empezamos a recibir retroalimentación diciendo: OK, ya hago estos pasteles deliciosos, ¿ahora qué?, ¿qué sigue?”, relata la emprendedora, quien se dedicó algunos años a dirigir fondos de capital privado para dominar el tema al 100.

Aunque la idea de Canasta Rosa nació hace tres años, fue hasta mayo de 2018 que se lanzó el portal. El concepto: una plataforma que empodera a micro y pequeñas emprendedoras, desde la concepción de la idea de negocio hasta que alcancen ventas que les permitan volverse marcas importantes.

canasta-rosa-tienda-online

Para crear una tienda en CanastaRosa.com sólo necesitas una computadora. No es necesario que lxs socixs te autoricen ni hay exclusividad de ningún tipo.

“De acuerdo con datos del INEGI, en México hay 5 millones de microemprendedoras enfrentándose a seis principales barreras para crecer. Pero además vimos otra tendencia interesante: según datos del mercado, el 35% de los consumidores afirmaba querer comprar productos únicos, personalizados, locales y de nicho, y sólo el 2% lo lograba con éxito”, señala la mercadóloga.

“Si juntas estos dos fenómenos lo que resulta es un proyecto que le da servicio a estas 5 millones de mujeres, y que si les ayudas a crecer, puedes crear una plataforma abierta en donde ese 35% del público en general encuentre esos productos únicos que tanto anhela”, puntualiza la CEO.

canasta-rosa-asesorías

¿Se te complica la tecnología? Puedes solicitar asesoría directa al personal de Canasta Rosa sin costo alguno (virtual y/o presencial).

EN PALABRAS DE DEBORAH

Aquí te van los seis “sí” y “no” de la fundadora de Canasta Rosa para ser una emprendedora chingona, exitosa y feliz.

ACÉRCATE A LAS PERSONAS CORRECTAS. Hoy en día hay muchas organizaciones que te pueden dar asesoría para empezar tu negocio con las bases correctas y con eso minimizar el riesgo de que tu emprendimiento no funcione.   

TEN UNA SOCIA (O SOCIO). Está comprobado en muchos análisis de venture capital que las empresas de dos socios tienen mejores resultados que las de una sola persona. Es muy difícil encontrar a la persona ideal (¡he elegido a los mejores y a los peores!), pero el tener a alguien que te complemente, que esté contigo en las buenas y en las malas, ayuda mucho a que no te dejes vencer a la primera dificultad. Fíjate que sea alguien ético, íntegro, con valores, y de preferencia que ya hayas trabajado con ella/él antes.

ESTABLECE LAS REGLAS DEL JUEGO DESDE EL PRINCIPIO. Decidir con claridad quién va a tener qué y por qué ayuda a que la sociedad funcione. Hay que sentarse y ver cuánto vale la idea, cuánto vale lo que ya han hecho, cuánto vale trabajar tiempo completo en este proyecto. Si dejas todo eso claro, en caso de que una de las socias se quiera dar un año sabático hay una estructura justa acordada de antemano para saber qué pasa con el negocio y la repartición de utilidades.

canasta-rosa-tienda

No tienes que pagar una mensualidad para tener tu tienda en línea en Canasta Rosa. Como funciona es que, por cada venta, se te cobra un 8.5% de comisión.

NUNCA CASTIGUES TU PROYECTO PORQUE ESTÁS EN MÉXICO O PORQUE ERES MUJER. Yo misma me decía ‘Nunca voy a poder ser la mejor directora general porque soy mamá y no estoy al 100 en la oficina, incluso debería ganar menos porque no estoy full-time’. Yo misma me ponía esos límites. Lo que aprendí es que no es cierto; yo puedo lograr lo mismo en menos horas si me organizo bien, entonces no ponernos esas etiquetas o castigos es importante.

NO LE TENGAS MIEDO AL FRACASO. ¡Aviéntate! Si no funciona, no pasa nada. Tienes que intentarlo primero para verdaderamente saber si tu sueño va a tener éxito o no. Hoy con las redes sociales puedes “probar” tu producto antes de lanzarlo en grande. Usualmente el éxito que tiene en Instagram está muy relacionado al que tiene una vez a la venta. Incluso en Facebook puedes pautar una encuesta para que sea representativa y te sirva de norte para orientarte en la toma de decisiones.

NO TRATES DE LEVANTAR DINERO O CRECER RÁPIDAMENTE HASTA QUE TENGAS UN PILOTO DE TU PROGRAMA PROBADO. Primero hazlo chiquito, pruébalo y luego te vas con todo.

deborah-dana

¿Quieres una asesoría personalizada? Escribe a deborah@canastarosa.com Acepta cinco proyectos cada seis meses.

Comparte tu opinión