A pesar de que pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas en nuestras camas, en muchas ocasiones no nos preocupamos en dar una limpieza profunda a nuestros colchones como parte de nuestros hábitos de limpieza. Hoy te traemos 4 consejos para limpiar tu colchón y eliminar los ácaros.

Aunque parezca limpio, el colchón alberga una gran cantidad de vida microscópica que podría estar afectando a su bienestar mientras duermes.

Los ácaros del polvo, sus heces, bacterias, virus, polen y otros alérgenos forman el polvo doméstico que existe en tu colchón y que se ha convertido en un problema global.

CHECHA ESTO: ¡YA ES HORA DE CAMBIAR EL COLCHÓN! ESTAS SON LAS PISTAS

¿Qué hacer para dejar nuestros colchones libres de agentes contaminantes?

  • Quitar y lavar la ropa de cama. Lavar las sábanas a una temperatura de 60°C o 90°C ayudará a descomponer y reducir los alérgenos. Además, se recomienda lavar y cambiar la ropa de cama una vez a la semana para eliminar las escamas microscópicas de la piel y mantener a raya el polvo y sus alérgenos.
  • Aspira suavemente, pero con firmeza. Aunque es suficiente aspirar tu colchón unas pocas veces al año, no dejes de hacerlo, ya que las garras de los ácaros les ayudan a aferrarse a las fibras del colchón, lo que las hace difíciles de eliminar. Utiliza una aspiradora de alta potencia o con modo Boost, lo que proporcionará la succión necesaria para eliminar tantos alérgenos como sea posible.
Asegúrate también de que la aspiradora que uses tenga un sistema de filtración completamente sellado para evitar que los contaminantes sean expulsados de nuevo mientras limpias.
  • Concéntrate en las zonas de difícil acceso. Una vez limpia la superficie del colchón, es momento de atender las grietas o pliegues donde se pueda acumular polvo.
Para limpiar el borde del colchón busca las costuras y utiliza una herramienta para grietas en modo manual para eliminar el polvo que no vemos. ¡No olvides limpiar bajo la cama, ya que los ácaros de polvo prosperan en las zonas oscuras, cálidas y húmedas!
  • No olvides el reverso del colchón. Muchos colchones tienen dos caras, y ambas deben limpiarse y aspirarse para mantener bajas las concentraciones de alérgenos ocultos. Si hay manchas que limpiar, asegúrate de que se hayan secado por completo antes de rehacer la cama, ya que la humedad fomenta la proliferación de bacterias, moho y ácaros en el colchón.
Considera la posibilidad de utilizar un protector de colchón que absorba el exceso de sudor y las escamas de polvo. Son muy prácticos y se pueden lavar fácilmente.

Con estas recomendaciones podemos limpiar al 100% nuestro colchón y eliminarle todos los ácaros. ¡Es fundamental hacerlo para cuidar nuestra salud!

Fuente: Dyson

COLCHONES ECOLÓGICOS PARA DORMIR MEJOR

Comparte tu opinión