¿Pueden los rayos del sol  mejorar el funcionamiento del organismo?

Según la explicación científica que da el Dr. Pablo Saz, de cuerpomente, la heloterapia o método de sanación con rayos de sol, se utiliza como “forma de exposición solar con distintas finalidades terapéuticas.”

Historia de la Helioterapia

No es novedad, desde los antiguos griegos se sabía que la exposición solar (moderada) ayudaba a combatir enfermedades.

Los poderes curativos de los baños de sol se estudiaron en la alta montaña. Pero ¿por qué tan alto? Resulta que por cada 300 metros de altura se incrementan los rayos UVA y UVB; precisamente los ideales para el poder sanador.

Técnica de exposición progresiva: la Helioterapia consiste nada más y nada menos que, en poner al paciente al sol durante 5 y 40 minutos diarios, por 8 días. Todo esto dependiente del padecimiento y las recomendaciones pertinentes de su médico.

Te explicamos la importancia de los primeros días:
  • Primer día: el baño de sol es de 5 minutos en los pies y los tobillos.
  • Segundo día: los pies y tobillos aumentaban el tiempo a 10 minutos y las rodilla a 5.
  • Los días restantes: se van incorporando a la Helioterapia las piernas, abdomen, tórax, hasta ir completando 40 minutos en los pies y tobillos, 35 minutos en las rodillas, 30 en las piernas, 25 en el abdomen y 20 en el tórax.
  • Luego de este dedicado proceso, se toma el sol diariamente, durante media hora en el cuerpo desnudo, menos en la cabeza y cuello.
  • La exposición solar deberá de ser a horas donde «quema» menos: antes de las 10 am y después de las 5:00 pm.

Beneficios de la helioterapia en el organismo

Se dice que se pueden mejorar diversas dolencias en el cuerpo y notar mejoras en algunas enfermedades.

Por ejemplo, si eres una persona con psoriasis (inflamación crónica en la piel) eres candidata a este método con rayos solares. Sigue las especificaciones médicas, no sobra decir.

De igual forma, y con excelentes resultados, esta terapia curativa es recomendada para personas con trastornos nerviosos. ¿Sabes por qué? Saz explica que la luz del sol es necesaria para regular y equilibrar los neurotransmisores, funcionando como un excepcional antidepresivo. ¡Libera estrés bajo el sol!

Las enfermedades reumáticas también se combaten con Helioterapia. Resulta que mejora los problemas de osteoporosis, artritis y hasta procesos de generativos por descalcificación.

Y por si fuera poco, mejora problemas de tiroides y alteraciones en tus ciclos menstruales.

Saz señala que la luz tiene la tarea primordial de regular las secreciones de la glándula pineal, equilibrando los ritmos hormonales, por esta razón, es ideal para mejorar la glándula de la tiroides y ponerle fin a todas esas alteraciones menstruales que tanto incomodan, mes a mes.

Por supuesto, esto no remplaza cualquier tratamiento médico que estés consumiendo.

LEER MÁS SOBRE: BATALLA CONTRA LAS CEFALEAS: ACUPRESIÓN