¿Quieres una piel fresca y sin manchas? ¿Se te ha ocurrido mezclar la cebolla con miel?

Seguramente no sabías que el jugo de la cebolla es efectivo para el cutis, gracias a sus propiedades despigmentadoras que desvanece poco a poco las manchas.

¿Cuál es la receta? Solo necesitas ½ cebolla y ½ taza de miel.

Proceso de aplicación

  • Licuar la ½ cebolla con la ½ taza de miel.
  • Aplicar sobre las zonas manchadas y dejar actuar toda la noche.
  • Por la mañana, enjuagar con agua tibia o fría.
  • Hacer esto diariamente, por una semana. ¡Irás notando el cambio!

La miel te ayudará a hidratar la piel gracias a sus poderes antioxidantes que previenen el envejecimiento. ¡Cero arrugas!

Del mismo modo, puedes usarla como exfoliante, mezclándola con azúcar o avena, para deshacerte de las células muertas.

Es importante no aplicar la cebolla con la miel cuando estés expuesta al sol, esto podría generarte nuevas manchas. Procura que sea de noche, preferiblemente al acostarte a dormir, y siempre lavarte antes de salir a la calle. Por supuesto, la aplicación de un filtro solar es un must.

¿Sabías que…?

Si te aplicas 3 cucharadas de vinagre manzana con 3 cucharadas de jugo de cebolla, mezclado en 3 de agua, podrías combatir las manchas en la piel. Haz una mascarilla, ponla sobre la piel, deja reposar durante 15 minutos y enjuaga.

Si repites este procedimiento por dos semanas obtendrás resultados fascinantes. ¡Inténtalo y cero manchas!

LEER MÁS SOBRE: MASCARILLAS CASERAS PARA PIEL GRASA

 

 

Comparte tu opinión