Al tomar la decisión y darle un giro a tu vida compartiéndola con la persona que quieres, debes estar consiente que las cosas cambian y unas de los factores que debes empezar a evaluar en conjunto con tu pareja, es el plan de ahorro.

Lo más común y normal de una vida en pareja es tener metas entre ambos y para alcanzar y cumplir todos los propósitos que se dispongan, deben hacer un avalúo en sus finanzas y trazar normativas que resguarden su estatus financiero.

Planifiquen juntos

Planifiquen juntos

¿Cuáles son estos planes de ahorro que debo trazar con mi pareja? Sigue estos sencillos consejos:

  • Revisen sus finanzas juntos: deben sentarse ambos a conversar sinceramente de lo que disponen tanto en capital monetario como en bienes y, a partir de ahí, saber con qué cuentan.
  • Creen una cuenta de ahorro: esta es una manera mancomunada de ahorrar el dinero de ambos, donde puedan hacer gestiones y ganar un mínimo de porcentaje, de acuerdo al capital depositado.
Creen cuentas de ahorros para fines de ambos

Creen cuentas de ahorros para fines de ambos

  • Trazar objetivos: una vez tengan detallado su capital, pueden empezar a trazarse metas, si es posible hagan una lista de todas las cosas que desean

Empiecen por cumplir las más fáciles o en su defecto, las que se vean tangibles en corto plazo.

¿Por qué empezar siempre por la meta que se ve más sencilla de cumplir?-  es una de las maneras más alentadoras de seguir y decir: ¡Si se puede, vamos por más!

  • No malgasten el dinero: aunque esto es un poco difícil de cumplir, es fundamental para poder emprender una vida financiera positiva y potente.

Siempre vas a conseguir algún utensilio que les haga  falta en su hogar, o alguna prenda de vestir que deseen. En este sentido, háganse la pregunta mágica: ¿Si no lo compro, en qué afecta eso a mi vida? Si la respuesta es: EN NADA, vamos bien.

Compren cosas que estén en descuento. Así que vayan a la tienda con ofertas y limítense un presupuesto módico para gastar sin desajustar mucho su capital.

  • Una alcancía predeterminada para gastos imprevistos: saca tu cochinito y utilízalo para gastos que aparezcan sorpresivamente o bien sea para una emergencia.

Si puedes, abre otra cuenta para este tipo de ahorros mancomunada. Siempre es importante tener un dinero extra determinado para gastos imprevistos.

Cuenta para gastos imprevistos

Cuenta para gastos imprevistos

  • Vender cosas que no utilicen: si ambos disponen de bienes o elementos que tengan un costo considerando, y ya no los usan, pueden venderlos y disponer de ese dinero para su plan de ahorro.

Por ejemplo, si cada uno tiene una casa de verano,  ¿realmente es necesario tenerlas ambas? Evalúen cual les conviene tener y pongan en venta la otra.

O por ejemplo, si tienen una guitarra y ya ninguno de los dos tocan este instrumento, ponla en venta e inyéctale a tu cuenta de ahorro más capital.

LEER MÁS SOBRE : ATENCIÓN PAREJAS: “PARECE AMOR, PERO ES VIOLENCIA”

Recuerda que la responsabilidad financiera en pareja es de ambos, por lo tanto es fundamental que todas las decisiones y acciones tomadas sean conversadas por los dos.

Eviten problemas y construyan felizmente su vida juntos.

Comparte tu opinión