Si decides comprarle a tu hijo un teléfono celular, toma en cuenta los siguientes consejos.

Celular, ¿para qué?

Es importante la comunicación entre ustedes, pero también debes tomar en cuenta la madurez y el compromiso del niño.

Actualmente es común que todos los miembros de la familia tengan teléfono celular, pues más que un lujo, se ha convertido en una necesidad para el desarrollo de las actividades del día a día.

Y en este caso, los más pequeños de la casa no se vuelven ajenos a esta necesidad digital. Resulta útil para el desarrollo e investigaciones de sus trabajos académicos, utilizando aplicaciones aptas para su edad.

¿Estarías dispuesta a comprarle un móvil a tu hijo? Sólo sigue estos consejos y evalúa todas las posibilidades.

Supervisa las actividades que realiza tu pequeño con el móvil

Supervisa las actividades que realiza tu pequeño con el móvil

Recomendaciones que debes tomar en cuenta al comprarle a tu hijo un celular

  • Equipo ideal: antes de comprar por impulso, es necesario que hagas una previa investigación y elijas el mejor equipo que se adapte a las necesidades de tu hijo, desde el precio hasta las características para su edad.  

 

  • Establece normas de uso: es fundamental que pongas parámetros de usos desde el principio.

Esto hará que tu hijo no sólo se enfatice en usar el teléfono y abandone sus responsabilidades. Para eso debes jugar el papel de mamá estricta y establecer normativas de uso.

Es necesario que determines horario del uso del móvil, el manejo de contenido que el niño pueda hacer, las redes sociales que puede manejar y el acceso a las páginas web que pueda visitar.

  • No te pierdas su emoción al comprarle el equipo: sería genial que compartas ese momento emotivo de tu hijo al elegir su primer teléfono. Demuéstrale que no todo son reglas o normativas.

Haz que sienta que te importa su felicidad también y ambos elijan el mejor dispositivo.

  • Interactúen con los contenidos o aplicaciones gratuitos para el aprendizaje del niño: es importante que le enseñes y aconsejes a tu hijo del universo abierto que se va a encontrar a través de la pantalla móvil.

 

  • Monitoreo Constante: no dejes de hacerle un monitoreo diario o cada tercer día del uso que le da tu hijo al teléfono.

Recuerda que tú tienes la responsabilidad de supervisar las actividades digitales que están a la mano de tu pequeño.

Háblale de los riesgos que conlleva el uso inadecuado de algunas páginas o aplicaciones, pero no dejes de tener una postura abierta y permisiva a sus necesidades, esto hará hacer una conexión increíble de confianza entre ambos.

Con información de Alcatel.

 

 

LEER MÁS SOBRE:  Adriana Saturno: “La tecnología es una prioridad en la Gestión Humana”

Comparte tu opinión