Si estás atravesando por esta enfermedad, no te limites, te damos algunos tips para mantenerte en forma tomando en cuenta tu condición.

La Fundación Joseph Carreras contra el Cáncer (Barcelona España) recomienda realizar rutinas suaves y de bajo impacto. El estado de reposo puede atrofiar la musculatura. Por esto, aunque tengas poco ánimo debes hacer un esfuerzo. Tu cuerpo debe mantenerse en movimiento.

Según el Dr. Rafael E. Araúz Canto, médico internista y oncólogo, el ejercicio para sobrevivientes de cáncer es muy importante, estudios clínicos han comprobado que la actividad física semanal tiene efectos favorables para prevenir las recaídas, sentirse más segura de sí, socializar y mejorar su apariencia general.  No es extraño que las mujeres posteriores a quimioterapia y durante la hormonoterapia presenten aumento de peso que suele ser notable. ¡Y este asunto debe cambiar con ejercitación!

¡Sin presiones!

No importa que debas tomar periodos de descanso antes de culminar la rutina. Ve a tu ritmo sin descuidar las recomendaciones de tu médico.

Lo más recomendable es:

  1. Ejercicios de moderada intensidad. Si por algún motivo se suspende debe reiniciar con una rutina lenta nuevamente.
  2. Acumule al menos 30 minutos diarios de ejercicios. Al menos tres (3) veces por semana (son 150 minutos a la semana).
  3. Los ejercicios aeróbicos y pesos supervisados son de beneficio. Actividades fuera de caminar o realizados en máquinas de gimnasio, como deportes al aire libre deben ser evaluados previamente por su médico para prevenir desgarros, fracturas o infecciones.

Un ejercicio de moderada intensidad es aquel que no estando en reposo, ud. puede llevar a cabo una conversación, pero necesita pausar, respirar para hablar entre tiempos. El ejercicio aeróbico involucra la mejoría de la actividad cardiovascular, aumentando la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Siempre es bueno supervisar el tipo y tiempo de ejercicio diario evaluando la severidad de los efectos secundarios post tratamientos.

Algunas consejos adicionales:

  1. Molestias con las pelucas: Es mejor realizar ejercicios sin peluca porque no permiten la pérdida de calor. Si la va usar, debe buscar un sitio ventilado donde ejercitar y mantenerse bien hidratada.
  2. Fatiga/ debilidad: Es importante comunicar a su médico este síntoma por si hay que descartar anemia, leucopenia (baja de defensas) o infecciones. Prepare un programa de ejercicios aeróbicos y menos intenso para esos días.
  3. Molestias por la piel irradiada: La piel toma un aspecto parecido a una quemadura, la misma puede causar que el ponerse sostén sea incómodo. Utilizar un top de algodón puede solucionar el asunto.

Para cada rutina de ejercicios se recomiendan de 6-12 repeticiones por set, de 1-4 sets por sesión y de 60 – 90 minutos de descanso entre sets.

 

Generalmente las dietas de personas que hacen actividad física son personalizadas, pero estos son algunos factores a tomar en cuenta:

  1. Hidratación: Aunque la actividad sea en aire acondicionado o sentado hay sudoración y fatiga. La cantidad depende de la persona, el entrenador y la paciente deben detectar las necesidades del organismo
  2. Frutas: Reponen vitaminas y minerales perdidos en la sudoración sin necesidad de un suplemento adicional a la comida. Pueden ser meriendas.
  3. Proteínas: Si la intención es ganar musculatura, la cantidad puede aumentar levemente, generalmente esto se logra con las comidas y no se requiere un suplemento. Las fuentes pueden ser huevos, pollo, leche, carnes de diferentes tipos, incluso leguminosas y algunos vegetales. En caso de que ese no sea el objetivo nuestro cuerpo va a utilizar energía para realizar el ejercicio y las proteínas son una de las opciones, por lo que no hay que dejar de lado este grupo.
  4. Grasas: Son necesarias, por la absorción de vitaminas y energía, no las podemos eliminar de la dieta, solo tener opciones saludables como aceite de canola sin cocinar, oliva, aguacates, nueces, etc. Son grasas no saturadas ni procesadas y suelen venir acompañadas de otros nutrientes oleosos que el cuerpo requiere.

 

No te desesperes. Puedes iniciar con cambios sencillos e ir incrementándolos. Recuerda que tu nuevo estilo de vida debe mantenerse para cuidarte a futuro.

¡Que tu salud se note y se prolongue!

 

* La opinión de tu médico tratante es muy relevante, escucha cada una de sus recomendaciones.

 

Si quieres saber más acerca de esta enfermedad puedes consultar la siguiente infografía.

Infografía vía Revista Arrocha

En familia es más llevadero. #KenaPoderRosa

Agradecimientos al Dr. Rafael E. Araúz Canto

Medicina Interna y Radio-Oncología

Centro Médico Paitilla

Panamá

Contacto: radioarauz@gmail.com

Comparte tu opinión