Durante el marco del segundo foro –y único– sobre menopausia organizado por la revista KENA; una de las charlas con más demanda en el sondeo previo, fue la de alimentación. Impartida por la dra. Esther Shiffman, reconocida nutrióloga promotora en varios medios del envejecimiento saludable, especialista en peso y metabolismo.

Su charla contó con un excelente recibimiento y atención de las asistentes de «Una nueva yo» quienes desmitificaron un montón de temas sobre alimentación y a quienes terminó otorgándoles una especie de consulta masiva… a continuación algunas de las lecciones que escuchamos con mucho asombro…

  • El mayor aporte de potasio no proviene de los plátanos como solemos creer, son las peras la fuente número uno de éste.
  • El potasio previene calambres.
  • Promueve las adecuadas transmisión nerviosa, ritmo cardíaco, presión arterial, contracción muscular, función renal y salud del sistema endotelial.
  • Las peras contienen un montón de vitamina C lo que las convierte en un antioxidante por excelencia que retrasa el envejecimiento y promueve la cicatrización del tejido.
  • Otro aporte de las peras es su importante cantidad de calcio, necesario para la fortaleza de huesos y dientes.
  • Las peras también tienen mucha fibra eficiente para la digestión, reductora de colesterol en sangre y del riesgo de padecer cáncer de colon.
  • La peras no contienen ni sodio ni grasa.
  • Apropósito del cátering de Peras USA, una mesa que disfrutaron mucho las asistentes durante el coffee break del evento.

  • A pesar que se pusiera de moda -para todo el aceite de coco-, no está ni cerca de lo beneficioso que resulta el aceite de olivo.
  • Un serio estudio belga s descubrió que LA MEJOR CENA que existe en el mundo es yogurt con frutas, entre muchas razones es poque durante la nochge tendemos a perder mayores cantidades de calcio.
  • No hagan caso a la moda anti lácteos de los últimos tiempos, si te cae mal la leche entera déjala, pero no te alejes de otros como los quesos fuente natural de calcio.
  • Las frutas cómetelas con cáscara, claro, en la medida de lo posible.

  • Hay que cuidarnos del azúcar, cuando queremos energía consumimos grandes cantidades, su efecto de corta duración y el posterior «bajón» lo vuelve un círculo vicioso.
  • Para efectos energéticos son buenos otros carbohidratos como las pastas, por ejemplo.
  • La vitamina C como ninguna otra para una piel bonita.
  • Hay que fomentar el consumo de SOYA, sobre todo a las mujeres desde pequeñas ya que ésta aporta uno de los nutrimentos que se pierden en grandes cantidades durante la menopausia.
  •  Durante la menopausia la memoria y la concentración presentan bajas importantes sin embargo las grasas buenas nos ayudan a nutrir estas funciones cerebrales.
  • Tanto estas grasas buenas como las semillas activan el famoso Omega 3, indispensable para las mencionadas funciones.

 

Comparte tu opinión