La famosa astróloga nos cuenta en exclusiva cómo y para qué funcionan las cartas astrales y los tránsitos que comparte en sus redes sociales.

Por Gabriella Morales-Casas

La astróloga venezolana radicada en Miami, Mia Astral, se ha tornado en una celebridad gracias a sus libros, agendas, pero sobre todo, por sus posts y videos en Instagram y FB, redes en las que suma más de un millón de seguidoras que buscan mejorar su vida a través de las estrellas. De cómo utilizarlo como complemento de vida y no como “magia”, la también coach de vida platica en exclusiva para KENA.

¿Para qué funcionan las cartas astrales y los tránsitos de los planetas al dar una vuelta al sol durante un año?

Para conocerte mejor. No puedo predecir qué va a pasar, cada signo es un personaje y cada historia continúa en los tránsitos constantes para cada ser, pero es lo que hay que aprovechar; yo lo que hago es ponerme en los zapatos de los signos ante las alineaciones: ¿Cómo soy emocionalmente si pienso en un Cáncer cuando Venus está en Escorpio? El reto es lograr el punto dulce en el que no utilizo mi propia personalidad para hablar de los signos, sino que tú, seas del signo que seas, lo aproveches.

 

¿Es difícil dar herramientas para el bienestar al público?

Es exactamente igual que cuando alguien tiene un problema y se lo cuenta a las amigas, les dices pasó esto y ellas te responden qué harían, te aconsejan desde su experiencia, pero eso como coach no puede pasar: yo no puedo opinar, sino ayudarlas a navegar la situación. Para eso sirve la astrología, es una herramienta de ayuda para “el yo”. Contarles a varias amigas para contarles lo mismo es sobre analizar y no llegas a ninguna conclusión; no sirve, debes ver hacia dentro.

 

¿Qué opinas de que mucha gente “culpa” a los astros de las situaciones que se viven, incluso a nivel global o político?

Lo que veo es que se dan permiso de estar molestos porque: “Mercurio está retrógrado”; yo no voy a avalar eso en redes sociales ni a dar información confusa. Tienes que responsabilizarte de tus acciones, yo siempre digo, “esto no es permanente, es una buena oportunidad para que empieces o termines esto o aquello”; no hago sobre análisis, tampoco predicciones, sino situaciones para aplicar en tu día a día. Jamás hablo de política, eso es una regla.

La astrología me ayudó muchísimo a salir y a encontrar mi propósito en la vida poco a poco

COACH DE VIDA

Además de astróloga lo eres de bienestar, ¿cómo sucedió?

Yo padecí desordenes alimenticios a los 15 años, cuando me gradué de bachillerato; iba a terapia cada dos sábados, ahí conocí al sacerdote que me enseñó de la astrología me ayudó muchísimo a salir y a encontrar mi propósito en la vida poco a poco. Ya cuando ya vivía en Miami, uno de los métodos que utilicé para mi tratamiento fue el Dialectical Bhabvioural Teraphy, una terapia especifica para romper patrones, porque despliega todas las áreas de tu vida y fue así como comencé con el desarrollo del coaching.

¿Cómo funcionan los patrones en la mente?

Si tienes un mood alegre y agradecido y mantienes este estado por varios días se vuelve un patrón, lo mismo si estás de malas o deprimida. Si lo mantienes por tres meses se vuelve parte de tu temperamento, si pasan nueve meses o un año, ya lo haces parte de tu carácter, si lo mantienes por año es un rasgo de personalidad… Se convierten en un piloto automático neuronal ¡Por eso son tan importantes los hábitos! Si no trabajas eso se vuelve parte de quien eres y yo quiero ser feliz y exitosa en mi vida.

La verdadera lección de vida es silenciar tu entorno, escucharte y hablar contigo, a partir de lo que has aprendido en ti

¿Qué les recomiendas a tus lectoras?

Volver a lo básico, porque además, los whatss se prestan a malas interpretaciones. Establecer horarios, no sentirse presionado por los mensajes, debe ser un patrón también. Usa el tiempo por las noches para conectar contigo, no con Facebook. La gente vive estresada, pero no se quiere desconectar. La verdadera lección de vida es silenciar tu entorno, escucharte y hablar contigo, a partir de lo que has aprendido en ti, y apoyarte con tus terapias, tu carta astral y tus ejercicios físicos. Hazlos un patrón diario: escucharte y analizarte, para liberarte.

 

 

Gabriella Morales Casas, articulista de Kena.

 

 

 

 

 

 

 

Comparte tu opinión