Este mes se conmemora, en todo el mundo, el Día Internacional de la concientización del cáncer de mama. Sin duda este tipo de cáncer es de los más comunes que podemos desarrollar las mujeres, es un cáncer que no puede ser prevenido (a diferencia del cáncer cervicouterino, utilizando la vacuna) pero que sí puede ser detectado en fases tan tempranas que con tratamiento adecuado es susceptible de ser curado del todo.

Factores de riesgo de cáncer de mama

Si bien, todas las mujeres somos susceptibles de tener esta enfermedad hay ciertos factores de riesgo que nos predisponen como: fumar, no hacer ejercicio, tener sobrepeso, antecedentes familiares en línea directa (madre, hermanas, abuela materna), uso de hormonales por más de 20 años, etc. Existen ciertas cosas que podemos hacer para poder mejorar nuestra vida y con ello, disminuir nuestro riesgo inherente.

Hace un par de meses el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología publicó un artículo sobre las estrategias de prevención de cáncer en mujeres y me pareció una buena idea compartirlo con ustedes y pues bueno, les cuento lo que leí y rescaté de este artículo.

Aprendiendo de esta enfermedad

El cáncer es la segunda causa de mortalidad en las mujeres. Se estima que alrededor del 38% de las mujeres en algún momento desarrollará esta enfermedad. El cáncer de mama es el mas común (aproximadamente el 30% de los cánceres en mujeres), el cáncer de pulmón es de los mas letales en mujeres (mas o menos el 40% de las muertes de mujeres por cáncer).

Los factores de riesgo asociados al cáncer son: tabaquismo, obesidad, sedentarismo, consumo de alcohol, y mala nutrición. Sin embargo, se debe estar revisando el riesgo personal de cáncer de manera periódica en las revisiones médicas de acuerdo a los factores personales y familiares. En mujeres con detección de mayor riesgo se debe tener un tamizaje mucho mas frecuente y específico, y en caso necesario usar algunos medicamentos para disminuir este riesgo o incluso procedimientos quirúrgicos preventivos.

Las estrategias de prevención primaria incluyen:

Tabaquismo

El tabaco es la causa prevenible más frecuente de cáncer, se asocia en un 19% con todos los tipos de cáncer. Incrementa el riesgo de cáncer de pulmón de 15-30 veces, y es la causa de otros 16 tipos de cáncer, además de ser responsable del 30% de muertes por cáncer. Pero no es solo el cigarro, también incrementa el riesgo para desarrollar cáncer el uso de puros, hookah y tabaco masticado. Dejar de fumar disminuye el riesgo de muchas enfermedades relacionadas al tabaco y disminuye las muertes prematuras.

Obesidad

La obesidad es la mayor epidemia de salud pública. Se estima que el 71% de los adultos tienen sobrepeso u obesidad. El exceso de peso se ha relacionado con un incremento en el riesgo para 13 tipos de cáncer, entre ellos se relaciona hasta un 60.3% con el cáncer cervicouterino. El control de peso se basa en dieta adecuado y ejercicio, y debe estar basado en modificaciones del estilo de vida que incluyan el manejo de terapia emocional, automonitorización y estrategias para mantener estas modificaciones.

Dieta

Aunque no se ha determinado la mejor dieta para disminuir el riesgo de cáncer, sí se ha encontrado relación con los hábitos de alimentación, por ejemplo, se ha relacionado la dieta Mediterránea con una disminución en el riesgo de cáncer. Esta dieta incluye una buena ingesta de frutas, verduras, frutos secos, leguminosas, pan de grano, pescado y aceite de oliva. La ingesta de alimentos procesados (todo lo que viene empacado) se ha relacionado en un 11-12% con el incremento de riesgo de algún tipo de cáncer. La dieta vegetariana y vegana se ha asociado con una disminución de riesgo entre el 8 y 16%.

Alcohol

Se estima que el 6.4% de los cánceres en mujeres mayores de 30 años son atribuibles al consumo de alcohol. Se ha relacionado con el cáncer de boca, faringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto, y de mama. De 3 a 6 copas por semanas se ha asociado a un incremento en el riesgo de cáncer de mama.

Agentes infecciosos

Alrededor del 4% de los cánceres son atribuibles a agentes infecciosos. Los más importantes son: Helicobacter pylori, Virus de Papiloma Humano, Virus de Hepatits B, Virus de Hepatitis C, y Virus Epstein-Barr.

  1. Virus de papiloma humano. El VPH puede causar cáncer cervical, vulvar, vaginal, anal, y de cabeza y cuello en las mujeres, además de verrugas genitales. Se recomienda la vacuna en mujeres y hombres desde los 11 años, es segura, no incremente la promiscuidad sexual y no causa infertilidad. Además hay que hacer énfasis en la práctica segura de las relaciones sexuales que incluye el uso correcto del condón.
  2. Hepatitis B. Esta infección causad cáncer de hígado y se ha relacionado con el Linfoma no Hodgkin. Su prevención incluye la vacunación en las primeras 24 hrss de vida, se puede contagiar por compartir jeringas, contacto sexual, entre otros.
  3. Virus de Inmunodeficiencia Humana. La infección por VIH y el síndrome de inmunodeficiencia humana se relaciona con el desarrollo de cáncer cervicouterino, sarcoma de Kaposi, y con Linfoma no Hodgkin. La prevención incluye la practica sexual segura y el uso único de puzocortantes (jeringas, bisturí, etc).
Exposición ambiental

La Organización Mundial de la Salud estima que un 16% de todas las muertes por cáncer se atribuyen a factores ambientales como la contaminación, la radiación ionizante y UV, y la exposición a químicos.

El cáncer de piel esta relacionado a la exposición excesiva a la radiación UV del sol o máquinas de bronceado.

Quimioprofilaxis

La quimioprofilaxis es el uso de medicamentos para prevenir enfermedades.

  1. El uso de aspirina de forma regular por más de 10 años se ha asociado al 7-9% de reducción del riesgo de cáncer y su mortalidad, sobre todo se ha relacionado con el cáncer colorrectal hasta en un 33%. Debe ser usada bajo vigilancia médica debido a los efectos secundarios que puede traer. Por otro lado, también se ha relacionado con la prevención de enfermedades cardiovasculares. También se ha relacionado con la disminución del riesgo para desarrollar cáncer de ovario en un 11-20%.
  2. Anticonceptivos orales. El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología en el en el 2010 describió como beneficios potenciales del uso de anticonceptivos orales la disminución del riesgo de cáncer de endometrio, de ovario y colorrectal. En otros estudios se ha apoyado esta premisa, se ha descrito que su uso disminuye en un 27% el riesgo de cáncer de ovario. Si bien su uso se ha relacionado con un incremento en el riesgo de cáncer de mama, se debe evaluar de manera individual los riesgos/beneficios de su uso. Se relaciona en una disminución del 30% del riesgo de cáncer endometrial.
  3. Muchos estudios han encontrado que la metformina está asociado a la disminución de riesgo de muchos cánceres en personas con diabetes tipo 2 hasta en un 14%.

Continúa… 

Comparte tu opinión