Netlog

La industria de la belleza y cosmética, al contrario de muchas otras, va a la alza. El crecimiento de esta industria en México, no es la excepción. Como para el ingenio nos pintamos solos, para los sueños guajiros no hay dos como nosotros, he aquí un homenaje a nuestras firmas top de belleza, que la han armado en el país y fuera de él… Pero que además, estando como están las cosas, y con la fama que tenemos gracias a algunos “célebres” personajes políticos corruptos, es mayor motivo de orgullo que estas trincheras promuevan la ética y el comercio justo, así como el rescate de las técnicas e ingredientes tradicionales.

 

Pitahia. Desde Guadalajara; son barnices inspirados en nuestro folklore con los nombres más originales- y de humor mexicano-. Para su edición de septiembre, Mis Raíces y Mi México, nos presentaron una colección con tonos llamados: Frida, Lotería, Nopal, Mariachi, etc. Se han posicionado gracias a sus ingeniosas líneas de esmaltes,  también por su interés en ser amigables con el ambiente y los humanos. Su fórmula desde el inicio, es 100% libre de tolueno, formaldehidos y  plomo. Sus  materias primas son de origen natural, no proceden de ningún animal ni tampoco son probadas en ellos, haciéndola una marca cruelty free y vegana.

 

Pai Pai. Labiales con unos empaques que ¡te mueres! Todos ellos ilustrados por artistas del país como Jorge Serrano, Poni Lab o Pinut Brein. Su nombre proviene del grupo indígena homónimo, significa gente que se mueve, gente que vive. Sus tonos están inspirados en la jamaica, el betabel, la Nochebuena o el Toloache. Su acierto fue dar cobertura total a los labios, con la bondadosa hidratación del aceite de oliva  y la manteca de mango. Realmente un excelente regalo de colección.

 

 

Ere Pérez. Lo que empezó con una mascara de almendras con pigmentos naturales– se convirtió en una marca global que hoy tiene más de 60 cosméticos y puntos de venta en Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Canadá y Singapur, entre otros. Mexicana y fundadora de su firma homónima, la primera de cosmética vegana en nuestro país y gran referente en Australia, donde la empresaria regia se instaló a los 23 años de edad siguiendo a quien hoy es su marido y comenzando con tan sólo 2000 dólares en el año 2004.

LEER: Lista de cosméticos veganos y libres de crueldad animal. 

 

 

Kuru. Esmaltes de uñas creados por dos chicas de Puebla interesadas en el mundo multi colores de la biodiversidad de nuestro país, pero sobre todo, en rescatar los materiales prehispánicos para su elaboración. Así formaron otra empresa certificada en respetar al medio ambiente y contra la crueldad animal. Libres de Tolueno, Formaldehído, Resina de Formaldehído, Ftalatos (DBP) Alcanfor, TPHP y Xileno; además de no contener gluten. La catrina bautizaron a su colección de otoño 2017.

 

 

GOC make up. Uno de los tantos aciertos de esta compañía mexicana es darte la asesoría y total satisfacción del producto ANTES de que hagas la compra, así que en todas sus boutiques encontrarás la asistencia profesional y personalizada de sus beauty coaches. Maquillaje y tonos pensando en nuestras pieles latinas y resaltando la belleza local. Estos mexicanos comenzaron con una sola franquicia en 2008, crecieron penetrando en el gusto de mujeres y maquillistas profesionales al grado de contar hoy con más de 40 sucursales y expandiéndose por Latinoamérica. Vale la pena darse una vuelta a su web www.gocmakeup.com  y a su canal de youtube, el siguiente video es una probadita de su amor por la belleza mexicana…

 

Botanicus. Marca nacida en la ciudad de la eterna primavera, Cuernavaca, Morelos. Promueve valores éticos que a todos nos benefician: comercio justo, animal cruelty free, rescate de las técnicas de extracción de aceite tradicionales, elaboración de jabones y shampoos biodegradables, además de promover el reciclado. “Trabajamos con talleres artesanales en áreas rurales del país y colaboramos con proveedores que apoyan a causas sociales y ecológicas“.  No estaría de más que cualquier otra empresa del ramo que sea, nacional o extranjera, le echara un ojito y se diera un quemón, leyendo el Decálogo Ético de su página web: https://store.botanicus.com.mx/pages/codigo-de-etica

 

 

Sé parte de nuestra comunidad

Recibe gratis nuestro newsletter con contenido único, trivias e invitaciones a nuestros eventos.

¡Gracias por querer ser parte de nuestra comunidad! Llena el siguiente formulario y ¡listo!

Powered byRapidology