Guadalajara tiene los platillos perfectos para los  foodies, ya sea de la Zona Metropolitana y sus alrededores más deliciosos. ¿La idea? Deleitar a todos los visitantes que decidan por este destino maravilloso. ¿Cuáles son esas ofertas gastronómicas?

Los platillos que prometen en Guadalajara

Torta Ahogada: este plato es oriundo de Guadalajara, hecha con pan de birote salado y rellena de carnitas estilo Jalisco y acompañado con cebolla desflemada. Aunque se ha variado un poco su forma de preparación, no deja de ser un icono en la historia gastronomía del lugar, sin hablar de su inexplicable sabor. ¡No dejes de probarla!

Jericalla: postre imperdible que no deja de perder protagonismo con el paso de los años. Si te gustan los dulces de leche, pues esta es una opción interesante y nueva para ti. Es una mezcla de leche, canela, azúcar, huevo y vainilla. Tendrás la sensación de estar comiendo un flan común, pero con una consistencia mucho más tenue y con un no sé qué que le da su toque de diferencia.

Carne en su jugo: si vas a Guadalajara y no pruebas la famosa carne en su jugo, ¡amiga, perdiste! Entre carne de res, tocino, frijoles de la olla, cebolla, ajo y chiles podrás elegir para una buena comida. Pero lo que ha causado más intriga en las personas que han probado este platillo es que aún no se sabe la receta exacta. Según cuentan «en la década de los 60’s por la Calzada Independencia, un señor apodado ´El Gallo´ fue el creador de este platillo.”

Cazuela de Tlaquepaque: refrescante bebida peculiar del Pueblo Mágico de Tlaquepaque pero si vas a Parián es donde podrás dar con la tradicional preparación. Se prepara con naranja, toronja, lima, limón, sal, hielo, refresco de toronja o agua mineral y un caballito de tequila, para darle el toque.

Nieve de Chapala:  tienes una amplia variedad de sabores para elegir, si te gusta: galleta, café, arrullo de luna, queso con zarzamora, limón, dulce de leche, sorbet de fresa, banana, miel, frutos rojos, coco o lima, pues podrás darte banquete y hasta repetir con otro sabor, ¿por qué no?

Dogos: es como una versión modificada de los rapiditos hot dogs. Es una comida rápida de calle preparada con un extra de grasita que de vez en cuando hace falta: chorizo, tocino, queso, papas, pepinillos, champiñones, distintos quesos, etc.

Croissants Alfredo: pero para contrarrestar ese exceso de grasa, este croissant es una excelente opción al momento de elegir algo más ligerito. Es un pan que se prepara en dos panaderías de la Colonia de México. Ese toque dulce que sacia la ansiedad y siempre deja la sensación de “un poquito más para endulzar el rato.” Es delicioso y muy comercializado.

Birria: hecha con carne de res y se presenta en un plato hondo en salsa con chiles ancho, guajillo, jitomates asados, comino y ajo. ¿Con qué lo acompañas? Una buena elección son los tacos suaves de res, limón, cilantro y cebolla.

Tejuino: también conocida comotecuino o tesguino” es una bebida artesanal preparada con masa de maíz, piloncillo, limones, agua, hielo picado y en ocasiones nieve de limón. “La bebida de los dioses.”

¿Se te antoja de ir a visitar Guadalajara y dar un salto por las variedades gastronómicas que este lugar reserva? ¡Feliz viaje y buen provecho!

 

Información sugerida por:  Guadalajara mi destino.

 

 

Y para seguir disfrutando de Guadalajara te presentamos esta opción : 

LEER MÁS SOBRE: RUTA DE MURALES CLÁSICOS EN GUADALAJARA

Comparte tu opinión