Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

Es la autora más vendida de la lengua hispana y una favorita de las mujeres del mundo porque sus novelas cuentos y ensayos han sido traducidos a 40 idiomas con 72 millones de ejemplares contabilizados. Isabel Allende regresa con un ensayo sobre las mujeres de su vida.

El placer de escribir sobre mujeres

Nació en Perú, se crió en Chile y vive en California. “Soy una extranjera en todos lados”, dice Isabel Allende, la autora de La casa de los espíritus llevada a Hollywood en 1993.

Casi una treintena de títulos componen su obra, el más reciente es Mujeres del alma mía (un guiño a su novela Inés del alma mía que relata la vida de una guerrera de Chile) la autora de 78 años desentraña dos temas que nos importan muchísimo a todas: el feminismo y la sororidad, que hoy son medulares en cualquier agenda global.

Isabel_Allende

De eso platicamos en exclusiva con ella en una charla vía zoom desde San Francisco California, con otras compañeras periodistas latinas.

Cada año vivido y cada arruga cuenta mi historia”, Isabel Allende

Isabel, ¿cuándo descubriste que eras feminista?

No sabía que lo era cuando ya lo era. No existía esa palabra; en mi juventud no se conocía; ¡decir que una era feminista era casi un insulto al marido! También se percibía como una guerra contra el hombre y puede espantarlos; es una palabra poco sexy, pero es una sublevación contra el patriarcado que es un sistema imperante de opresión política, cultural, social, económico y religiosa que le da dominio y privilegio al género masculino; pero en el que ellos también están oprimidos, y en general, excluye a cualquiera que está fuera del círculo de poder, por eso hay que tumbarlo.

De la misma autora: El coaching sí es bueno si lo sabes buscar

¿Qué opinas de la revolución feminista actual?

Que ojalá mis nietas y mis bisnietas vivan en un mundo que ya no sea un patriarcado. Tengo una nieta que es no binaria y entiendo su postura y quiero que sea libre. Lo mismo el aborto: es una opción, si hubiera anticonceptivos al alcance de cualquier mujer, fueran gratuitos y hubiera educación sexual no tendríamos esta discusión. Es fundamental despenalizar el aborto en el mundo y darle derecho a la mujer sobre su cuerpo. Mi mamá decía que todo se podía hacer con elegancia y sin barullo, pero las revoluciones no pueden ser así. Hay un propósito, una visión y una energía; el feminismo necesita mucha bulla.

Isabel_Allende

Su nuevo libro: Mujeres del alma mía.

¿Cómo ves ahora tu relación con tu mamá?

Mi madre Pachita era una mujer como las de antaño: callada, que era mantenida por el hombre, que no tuvo oportunidades y que quería que fueras una dama; yo no lo fui, era rebelde y «marimacha», que era lo que se decía de las niñas en esos tiempos cuando no eras calladita y dulce. Me decía que me iba a ir mal en la vida, que iba a recibir agresión por tener ese carácter; pero creo que al final por cada cachetada que recibí pude dar dos… porque soy quien soy, porque hice lo que quise, muchas veces por llevarle la contraria y otras por rebelarme al sistema patriarcal, pero mi madre es parte de ese crecimiento.

Mi mamá decía que todo se puede hacer con elegancia y sin bulla, pero yo digo que no; el feminismo necesita mucho ruido. Así son las revoluciones.

¿Qué mujeres han influido en ti?

Mi mamá, porque por ella he hecho muchas coas a veces por contradecirla y a veces por compensar lo que ella no tuvo; fue mi primera inspiración para tantas cosas. Mi mamá quería que yo fuera una dama pero la pobrecita se tuvo que conformar a que le salí yo (ríe), mis tías, mis amigas y las chicas domésticas que me han ayudado para poder trabajar. Mi mamá se murió… por décadas le escribí y guardé esas cartas y a fin de año las intercambiábamos y las puse en unas cajas que guardo. Mi hijo las digitalizó, hay unas 24 mil cartas, imagínate la falta que me hace no poder escribirle… Ahora la vida se va volando porque no hay registro de nada.

Tal vez te interese leer: Cinco libros que toda mujer debería de leer.

En tu libro Paula relatas el dolor de perder a un hijo… ¿a la distancia qué ha cambiado?

No soy una persona triste, soy muy alegre, pero perder a un hijo es una tristeza permanente que vive bajo la piel y que de repente emerge y siento que se me para el corazón, como cuando veo a una chica con blue jeans y camisa por la calle y pienso que podría ser Paula o veo una película o miro un objeto… pero ese instante pasa y sigue la vida. Lo que no se va es la presencia de Paula que es constante y es linda. Me han llegado muchas cartas de madres, padres, personas que han perdido a un hijo o alguien que amaban mucho y me comparten su dolor, porque al final es un libro sobre la pérdida.

Isabel_Allende

El libro «Paula» de Isabel Allende relata la pérdida de su hija.

¿Te has refugiado en la literatura para superar ese dolor?

No, la literatura es mi oficio y es un vicio, uno escribe porque eso hace y no puede parar de contar historias; pero claro que al escribir uno descubre cosas de sí mismo. Cuando Paula se murió yo no entendía por qué había pasado eso, pero cuando escribí el libro pude ver palabra por palabra lo que sentía. No ha estado tan mal porque me ha ayudado a examinar esos traumas de la infancia (en el libro lo cuento), pero lo que me ayudó fue ir a terapia a los 50 años y tener cerca a mis amigas.

Quizás te interese: Helena, de Paulina Vieitez.

No soy alguien triste, pero a veces recuerdo el dolor de la pérdida de Paula y me entra un paro en el corazón; luego pasa y la vida sigue… El dolor por perderla vive bajo mi piel.

¿Te refieres a tu Club de las «Hermanas del Perpetuo Desorden»?

Sí. Y como llegué a ellas fue circunstancial, hace 27 años, justo cuando murió Paula… Me acaban dar su diagnóstico fatal en el hospital y me fui a mi casa, pero había un choque y no pude llegar, así que me metí a una librería en el camino y me tomé un café; ahí estaba llorando desconsolada cuando se me acercó una mujer (que resultó una siquiatra muy famosa en Estados Unidos y autora de varios libros) para preguntarme qué me pasaba que lloraba tanto frente a mi taza de café; me brindó su apoyo y me invitó a ese grupo de mujeres del que no me he separado. Somos amigas, platicamos nuestros procesos, compartimos nuestras vidas. Hacemos sororidad. Ahora nos vemos por zoom.

¿Cómo llevas la pandemia?

Ahora vivo con Roger que es mi nuevo marido en una luna de miel extendida, pero mi trabajo siempre es estar en casa escribiendo, pero ahora saliendo menos.

Isabel_Allende

La Casa de los Espíritus, novela de Isabel Allende, fue llevada al cine en Hollywood, en 1993.

¿Qué se siente ser la autora en español más vendida del mundo?

Yo me siento muy orgullosa y feliz de saber que muchas mujeres llegan a leerme y también hombres. Lo que pasó en los 50 es que con la generación del boom no había mujeres, hasta que los editores se dieron cuenta de que había un mercado femenino y que éramos las mujeres las que leíamos las novelas. Yo tengo 78 años y siento que no tengo que pasarme mi antorcha a nadie sino que voy prendiendo las antorchas de las escritoras jóvenes que están haciendo tantas cosas. A ellas les diría “no se achiquen”. Ser mujer y ser feminista es camaradería, solidaridad y alegría.

Mujeres del Alma Mía es un ensayo sobre la feminidad y el feminismo desde la visión de Isabel Allende.  

Comparte tu opinión