Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

Yo quería leerme el tarot, el café y hasta la uña si era preciso para salir de la depre… entonces di con Omar Prieto y el famoso coaching me cambió la vida…

“Si es preciso leerme la uña para ayudarme, lo hago”, me dijo una vez un gran amigo cuando me escuchó desesperada por tratar de salir del terror depresivo y de la baja autoestima que sentía –y exudaba– durante una larga temporada. 

Volví a terapia sicológica, pero no me era suficiente… Necesitaba más. Busqué libros de auto ayuda sobre el problema superficial que me aquejaba (un amor no correspondido) y luego sobre la transformación interior.

¿Reiki, tethahealing, ángeles, coaching?

Necesitaba herramientas reales, “hacer el trabajo”, pues. Porque “reflexionar y meditar” ayuda, pero tomar acción es lo único que sirve.

Para ello es famoso el coaching y tuve que hacer mis pesquisas en IG y FB: Encontré @theholisticpsychologist @yung.pueblo @maria.esclapez @psico.mx @iam_zazilha  (todas se las recomiendo) y en esa búsqueda di con Omar Prieto.

Me llamó la atención un video suyo en el que invitaba “a tomar acción ya”. Vi que ostentaba una certificación en coaching del Jay Shetty Institute. De ese tal Shetty yo solo sabía que escribió un libro muy famoso: “Piensa como un monje”. Nunca lo leí, pero me animé a escribirle a Omar.

Coaching

Cortesía Dorota Dylka (Unsplash)

Me respondió que regalaría un programa de dos meses por Zoom a quien respondiera un cuestionario “sinceramente”; elegiría a los primeros. Salí ganadora. Empezó por decirme que debía establecer la misma hora siempre, sin cambiarla, durante ocho semanas consecutivas. ¡Guau!

El «no» por delante

En mi primera sesión me preguntó: ¿Cuáles son tus virtudes? Y yo me dediqué a decir: “No soy esto, no soy aquello y no soy lo otro”. Luego le dije que era iracunda. Su respuesta fue: “¿Basado en qué métricas eres iracunda?”. No tuve respuesta. “Te pregunté quién eras, no qué no eras?”

Esa pregunta me abrió la mente: estoy tan acostumbrada a decirme NO para todo, que hasta para ver mis virtudes voy con el “no” por delante. Y ya no hablemos de decirme los defectos porque para eso estoy buenísima.

Coaching
«Todo cambia constantemente pero queremos seguir igual»

Quizás quieras leer: El coaching, ¿de qué trata?

El diario de gratitud

En la primera semana de coaching Omar me mandó hacer un Diario de Gratitud con pequeñas cosas que me emocionaran durante 7 días y que contara a consciencia todas las veces que decía “NO” al día. El resultado fue estremecedor: 66 veces en una hora, ¡en una hora!

Las siguientes sesiones tuvieron ejercicios similares, pero sobre todo, preguntas muy redondas: “¿Te ayuda a tu crecimiento esa persona con la que quieres salir?” “¿Cómo son las cinco personas más cercanas en tu vida?”

A veces te sientes sola aunque estés acompañada

Esta pregunta es aterradora: todos somos el resultado de las cinco personas que nos rodean, queramos o no, de acuerdo a las métricas de Jay Shetty. Básicamente dime con quién andas y te diré quién eres.

Eso incluye a tu mamá, a tu mejor amiga y a tu jefe o compañero de trabajo. ¿Te rodeas de la gente que te aporta conocimiento y te ayuda a crecer o te succionan la paz y la energía?

De la misma autora: El Porqué si vale la pena Miss Universo aunque seas feminista…

Estoy por terminar mis sesiones de coaching y no estoy «curada» de mis males, lo que sí he logrado son cambios notables en pequeños de hábitos personales que me ayudan a ser más paciente, menos ansiosa y más productiva, porque pero me hacen sentir capaz y con ganas de seguir “haciendo el trabajo”.

coaching
Eres el resultado de las cinco personas con las que más te juntas

¿Cómo funciona el mindset?

“Es una guía, no es una receta mágica”, dice Omar. “Nosotros ayudamos a las personas a darse cuenta de que viven en piloto automático y no son conscientes de esto. A las sesiones Engineering Mindset las llamamos así porque se trata de ‘resetear’ tu mente para que hagas consciencia del hoy, de quién eres ahora y a partir de ahí, encontrar respuestas”.

La idea de aceptarnos, querernos, perdonarnos y ser más gentiles con nosotras mismas en automático hará que seamos empáticas, prudentes, perdonadoras y gentiles con los demás.  

Cortesía Lesly Juárez

Si lograste algo de lo que te sientes orgullosa, celébralo sin cuestionarte o hacerte menos. Y si te enoja algo piensa en lo que me me dijo Omar en sesión: “El químico del enojo se tarda un minuto en llegar a su punto máximo y después desaparece del cerebro; si tú sigues enojada es porque quieres, porque aprendiste a hacerlo; porque ‘te beneficia’”. Pum.

Tal vez te interese: Entrena tu salud mental: hábitos diarios

Eso es el coaching: hacerte consciente de lo que te dices a ti mismo y cómo te lo dices. “Las palabras son poderosas, el lenguaje condiciona. Si te dices todo el tiempo ‘no, no, no’, entonces todo en la vida será negativo”, dice Omar.

¿Quién es mi coach, Omar Prieto?

La propia historia de Omar es brutal. “Llegué a ser un obeso mórbido y a dejar mi vida en manos de la ociosidad… Hasta que me dio un paro cardiaco que me produjo un coma de tres días y cuando desperté supe que no había opción: tenía que cambiar mi vida desde dentro, para poder hacerlo hacia fuera. Si no cuidas el corazón y la mente no puedes cambiar al cuerpo”.

Coaching
El coach Omar Prieto

«El médico me dijo que solo el 2 por ciento de los pacientes en ese estado lograban sobrevivir: Eso me obligó a ser agradecido«.

Hoy ayudo a personas a que no lleguen al fondo, como yo, sino que crezcan desde donde están hoy”.

Omar Prieto, Coach del Jay Shetty Institute

Piensa como un monje…

Como parte de su viaje personal, comenzó la lectura de libros de bienestar y ahí encontró Piensa como un monje de Shetty, así como Start with Why (Empieza preguntándote ¿por qué?) de Simon Seneck “y me cambiaron la vida, porque me abrieron una puerta y me enseñaron que no era el único que pasaba por eso”.

En un año no solo era un hombre distinto con una rutina de ejercicios, sino que como parte de su formación empezó a hacer servicio con nuevos pacientes.

Coaching
Cortesia Lesly Juarez

Dejó su trabajo como gerente de una tienda de ropa y se dedicó a ser entrenador personal de gente que necesitaba cambiar hábitos; al mismo tiempo era alumno y maestro del Jay Shetty Institute y hoy es uno de los coaches más reconocidos de la Bahía de San Francisco.

Sin decretos al vacío

El objetivo de tomar coaching no es que te digan que repitas como periquito tu decreto mágico (no vas a casarte con Chris Evans solo por decirlo en voz alta), sino que tu decreto sea una meta real en tu vida y te encamines hacia ella.

No te pierdas: ¡Decreta! ¿Es tan fácil como dicen?

Coaching

¿Cómo lo haces? Empieza por pensar que puedes y traza un plan para conseguirlo; no te conformes con lo que no quieres, y en la medida de lo posible alcanzarás ese objetivo o lo más cercano a ello.

«Siempre busca oportunidades y alternativas, no pares de moverte», dice Omar.

Cambiar es un proceso bien rudo, pero acompañada por una guía profesional lo hace posible; el coaching es una guía para ayudarte a ver cosas que no reconoces, pero que sabes.

Si lo quieres intentar, visita su FB @CoachOmarPrieto y participa para ganar un programa de coaching gratuito.

Comparte tu opinión