¿Conoces la importancia de la gratitud? ¿Sabes la relevancia que tiene llevar un diario de gratitud? Esta práctica es la mejor forma de conectar con emociones positivas. Es muy sencillo y no te ocupa más de 5 minutos al día. 

«Si la única oración que dices en toda tu vida es gracias, será suficiente.» Meister Eckhart. 

Vamos a prestar atención a los acontecimientos cotidianos de amor, de amistad, de familia, aumenta tu alegría, optimismo, entusiasmo, determinación y energía y empecemos a agradecer en función a esto. 

La idea es enseñarte una forma diferente de usar el Diario de Gratitud. Muy poca gente la conoce y es absolutamente sorprendente. Cuando te anticipas y agradeces antes de que suceda, haces que suceda. 

Cuando das gracias por eso que quieres vivir pero que aún no se ha manifestado, no solo invocas los beneficios demostrados de la gratitud, sino que tu cerebro cree que eso ya ha sucedido, así que comienza a reconfigurarse.

MIRA ESTE POST: AFIRMACIONES POSITIVAS: EL PODER DE DECRETAR

¿Sabes por qué?

Porque la gratitud es un mecanismo cerebral de recompensa. Es decir, se activa cuando hemos recibido algo valioso: adquieres algo importante y tras ello sientes gratitud.

Pero si sientes gratitud antes de recibirlo… tu cerebro cree que ya lo obtuviste. Y cambia. Se convierte en el cerebro de la persona que ya logró lo que quería lograr, con lo que tus posibilidades de alcanzar eso que tanto deseas aumentan significativamente.

Mira cómo se hace

  1. Te sientas cómodamente en tu sofá. 
  2. Imaginas que ya has logrado eso tan importante para ti. Por ejemplo, imagina que ya has logrado realizar ese viaje soñado y acabas de regresar a tu casa. 
  3. Escribes en tu diario agradeciendo por la inmensa alegría de haber cumplido con ese sueño.  
  4. Date permiso para imaginar con todo lujo de detalles. Deja que tu imaginación vuele y sé específico acerca de lo que sucedió y cómo sucedió. Agradece por la deliciosa comida, los lugares que conociste, la alegría que sentiste, las experiencias…  
  5. Siente la gratitud mientras escribes. Lo más importante es que seas capaz de sentir ese agradecimiento de forma genuina y auténtica, como si realmente ya hubiera sucedido. Puede que al principio te cueste un poco, pero cuanto más practiques más sencillo te resultará. 
  6. Repítelo a diario. Escribe todos los días, preferentemente a la misma hora para instalar el hábito. Puedes escribir exactamente lo mismo cada día, no importa.

 Solo tenemos que tener la dispersión de hacerlo y creerlo de forma real. La gratitud es mucho más que decir «Gracias Dios.» Ser agradecido es una magia irreversible que cambia tu vida. 



LEER MÁS SOBRE: RITUAL DE AFIRMACIONES POSITIVAS: REDISEÑA TU MENTE

Comparte tu opinión