Netlog

En México las mujeres buscan abrir más espacios de liderazgo en sus ámbitos de trabajo, acceder al balance vida personal-trabajo, y disfrutar de uno de los momentos más plenos de la vida de las mujeres: ser mamá. Actualmente en los países latinoamericanos sólo alrededor del 20% de las mujeres llegan a posiciones de alto nivel en sus áreas de trabajo.

Lo anterior es una muestra de la desigualdad que, desafortunadamente, persiste en el país y en América Latina. Según el estudio Progreso de las Mujeres (2015-2016) de ONU Mujeres, a nivel mundialtres de cada cuatro hombres en edad de trabajar forman parte de la población activa, frente al 50% en el caso de las mujeres en edad de trabajar.

El 84% de los puestos en los consejos de dirección en México son ocupados por hombres y 16% por mujeres, según el informe Mujeres en el Consejo de Administración de la consultora Deloitte (2015).

De acuerdo con un estudio reciente de la Universidad de Bentley, las principales razones que detienen el desarrollo profesional de las mujeres son: Falta de motivación, falta de oportunidades, falta de modelos femeninos a seguir en los corporativos, y principalmente, la idea de formar una familia.

Aunado a ello, todavía existen estigmas a la hora de combinar maternidad y vida profesional, pues persiste la creencia de que las mujeres embarazadas o con hijos recién nacidos, no son productivas para la empresa; lo que hace que muchas mujeres se rehúsen a tomar los beneficios completos de la maternidad que ofrecen sus compañías, pues se sienten menos productivas o que no están cumpliendo.

Lograr el balance entre el desarrollo profesional y el personal es una tarea que corresponde a empleadores y empleados.

Algunas empresas, como Mondelēz México, están avanzando hacia la cultura de la diversidad, inclusión y empoderamiento de las mujeres. Actualmente, la compañía ofrece la posibilidad de prolongar la ausencia laboral por maternidad o maternity leave, adicional a lo que garantiza la ley, en esquemas que van en total desde los 3 meses hasta los 6 ya sea asistiendo de medio tiempo, realizando trabajo remoto, o bien en total ausencia sin goce de sueldo y con la garantía de que al término se respetará la posición de trabajo para reincorporarse en la empresa. Tan sólo en los últimos 5 años, 78 mujeres han ejercido el beneficio de la maternidad extendida en Mondelēz México.

 

Un ejemplo es el de Elisa García Velarde, especialista de Mobility en Mondelēz México, quien aprovechó el programa de maternidad extendida, pues pasó en total 9 meses atendiendo a sus hijos gemelos para después regresar a su trabajo sin que haya afectado a su posición en la empresa.

“La maternidad en la vida laboral causa un gran temor, no sabes a lo que te enfrentas, pero al ver que existen planes de maternity, que no son de sólo unos días, te quedas mucho más tranquila y es cuando te das cuenta que sí se puede”, afirmó mientras preparaba una presentación para exponer ante su equipo de trabajo.

En México las madres trabajadoras en el sector privado, por derecho de ley, pueden gozar de 42 días antes del parto y 42 días después de él. Sin embargo, muchas madres consideran este tiempo insuficiente, pues no alcanza para poder disfrutar de verdad de lo que es para muchas mujeres una de las etapas más importantes y significativas de su vida, y no quieren perderse los primeros meses de vida de sus hijos.