La cocina, se dice que es el corazón de una casa, además de que se pasan horas ahí en convivencia, en soledad, comiendo, guardando, preparando, «haciendo nada», las fiestas «quien sabe porqué terminan siempre ahí»… su aspecto y contenido son determinantes para la salud y el bienestar de quienes habitan el hogar.

 

1) LA OCASIÓN ESPECIAL

¿Quién guarda o conoce a personas que guardan la vajilla, los cubiertos y las copas «buenas» para la ocasión especial? Lo vivo mucho con clientes que guardan las cosas finas, caras o elegantes y las usan, si bien les va, ¡una vez al año!, seguramente en Navidad. Mi consejo es que como cada día es un presente (un regalo), usen y disfruten sus cosas “buenas” en la vida diaria porque lo único que tenemos seguro en esta vida es la muerte.

vajilla buena en uso cotidiano

 

 

2) COMIDA CHATARRA

Está comprobado que el desorden en la cocina nos hace más propensos a tener o escoger hábitos poco sanos de alimentación. Si tu alacena y cajones están vomitando cosas y no logras encontrar nada, esto incrementa la probabilidad de que no te den ganas de cocinar y optes por la solución fácil y poco saludable de salir a comer o pedir servicio a domicilio.

Al poner orden en tu cocina y alacena , podrás encontrar y preparar opciones saludables de comida, sin olvidar que también sabrás exactamente lo que tienes, redundando en un beneficio económico al momento de hacer compras y menos comida echada a perder.

alacena ordenada

 

 

3) LOS ESPACIOS SIN FONDO

Algunas cocinas tienen cajones o esquinas que parecieran no tener fondo o fin, a donde nunca volvemos a llegar, ese agujero negro donde terminan tantas cosas que olvidamos que tenemos. La mejor solución es una re ingeniería de esos espacios con sencillos trucos utilizando cajas o canastas para poder guardar tus utensilios en sub categorías, permitiendo que todo nos quede a la mano.

gaveta ordenada de tuppers

 

4) EL REFRIGERADOR

Hoy en día la tecnología y los diseños de los refrigeradores nos ayudan a guardar por categoría nuestros alimentos. Nos hacen la vida sencilla con compartimentos para frutas, verduras, quesos, botellas y huevos, entre otros.

Lo mejor sería seguir el mismo principio en las repisas del refrigerador, por ejemplo: una repisa para comida preparada, otra repisa para meriendas saludables, eso permite que todos los miembros sepan donde encontrar lo que buscan y fácilmente saben donde volver a guardarlo.

Como último consejo, mantener el refrigerador con lo esencial, limpiarlo una vez por semana, máximo al 80% de su capacidad, eso ayudará también a disminuir el consumo de energía.

refri repisas

5) LA REGLA 80/20

La regla 80/20, también conocida como el Principio de Pareto, también se puede aplicar en la cocina, ya que realmente utilizamos el 20% de los utensilios de cocina para preparar el 80% de nuestros alimentos. Dicho lo anterior, el 80% de nuestros utensilios solamente son utilizados el 20% del tiempo.

Mediante un proceso de orden, será fácil identificar el 20% de los objetos que utilizamos el 80% del tiempo, no solamente en la cocina, también en categorías como ropa o zapatos.

utensilios 20

¿Estás preparada para vivir un proceso de orden?

 

Adriana Fernández es coach del orden, una de las poquísimas mexicanas certificadas directamente por la japonesa Marie Kondo. Y creadora del proyecto Simple Life 

Síguela: @AdrianaCoachdeOrdenAdri Fernandez y Marie Kondo

Comparte tu opinión