Si alguna vez te ha pasado que al oír un ruido común como el crujido de una manzana, el sonido emitido por la tiza al escribir en una pizarra o el sonido cuando alguien respira (por dar algunos ejemplos) te puedes llegar alterar, ¡alerta! Puedes estar presentando de Misofonía, pero, ¿sabes exactamente qué es eso?

Acompáñanos a conocer de qué trata esta enfermedad, todos los síntomas y niveles y ¡shh, no hagas ruido!

¿Qué es la Misofonía?

También se le conoce como “síndrome de sensibilidad selectiva al sonido”, la Misofonía es un trastorno donde las personan (literalmente) odian los ruidos más comunes que pueden emitir las personas, provocándoles reacciones anormalmente fuertes y negativas como: sentimientos de ansiedad, pánico y rabia, al punto de ponerse agresivas.

La Misofonía empieza a manifestarse a partir de los 13 años, cuando comienzan a despertarse los trastornos psicológicos en las personas, sin embargo no es  considera como parte de una enfermedad mental por falta de consenso científico.

¿Cuáles son sus síntomas?

La reacción al ruido es el principal síntoma de presentar Misofonía, que se manifiesta en agresión, ira y estrés. Aquellos que la padece pueden mostrar:

  • Molestia y furia ante sonidos producidos por terceros al masticar, olfatear, toser o respirar.
  • Incomodidad por sonidos repetitivos.
  • Ansiedad intensa.
  • Disminución en la socialización.
  • Impulso de imitar mediante mímica todo aquello que escuchan.

¿Quiénes pueden padecer Misofonía?

Los hombres y mujeres a cualquier edad pueden llegar a padecer de este trastorno, que puede empezar a manifestarse a comienzos de la adolescencia.

¿Cuáles son sus niveles?

  • Nivel 0: La persona oye un sonido familiar que no le incomoda del todo.
  • Nivel 1: El sujeto es consciente de la presencia de un sonido conocido, pero no le genera ansiedad alguna.
  • Nivel 2: Un sonido común provoca malestar psíquico como irritación o molestia en el paciente.
  • Nivel 3: Progresivos niveles de malestar psíquico, pero no se involucra en ataques físicos.
  • Nivel 4: El que lo padece puede pedir a quien lo molesta que deje de hacer ruido. Todavía no hay síntomas de pánico.
  • Nivel 5: Adopta mecanismo de supervivencia como cubrirse las orejas con las manos o mostrar irritación abiertamente.
  • Nivel 6: Los síntomas de pánico y respuesta de lucha o huida aparecen
  • Nivel 7: En esta etapa el paciente experimenta malestar psíquico considerable, que pueden provocar una crisis
  • Nivel 8: Además, de presentar malestar psíquico imponente, podría pasar por su mente algunas ideas violentas.
  • Nivel 9: Los niveles de pánico son elevados y la reacción incluye rabia en pleno crecimiento.
  • Nivel 10: El individuo hace uso real de la violencia física contra la persona o animal responsable de emitir el sonido.

¿Existe algún tratamiento?

No hay ningún tratamiento médico para tratar a las personas que llegar a sufrir de Misofonía, sin embargo las personas optan por realizar ciertas actividades para adaptarse y conseguir alivio a su malestar. Algunos de los que se puede mencionar son:

– Usar auriculares y música para ahogar los ruidos

– Usar tapones para los oídos para limitar la intrusión de ruido

– Optar por sentarse en los autobuses y en los restaurantes en las zonas más distantes

– Practicar la relajación y la meditación para reducir el estrés

– Buscar un médico o terapeuta de apoyo

– Hablar tranquila y sinceramente con amigos y seres queridos para explicar su problema.

Comparte tu opinión