Durante el embarazo y el parto con toda seguridad entre los cambios de nuestro cuerpo hay uno que parece inapreciable pero de suma importancia para la mujer: nuestro suelo pélvico. Esos músculos han podido quedar distendidos y no cumplen sus muchas funciones que notaremos progresivamente en el día a día.

EVALUACION DEL SUELO PÉLVICO

Yo era una chica súper deportista antes de quedar embarazada, entonces entre mis ejercicios abdominales siempre había trabajado el suelo pélvico. Contraer y relajar ayuda a evitar pérdidas de orina en el futuro. Mi pesado embarazo, con esa enorme y hermosa barriga, había hecho que tuviera que pararme al baño cada dos horas en las noches y durante el día… ¡Una locura! Como ya expliqué en otro de los post de esta bitácora, era importantísimo realizar los ejercicios de Kegel para preparar nuestro parto natural y el momento de la dilatación al parto.

Después de un parto complicado a medias entre el parto natural y finalmente la cesárea tras pasar por el instrumental… sentí que estaba «flojita», porque seguía yendo tan a menudo al baño y aquejaba alguna molestia en mis músculos vaginales (como una especie de pequeño calambre). Decidí ir a una evaluación del suelo pélvico y ponerme a trabajar en ello.

Antes de volver al ejercicio cotidiano -incluidas abdominales-, se recomienda acudir a estos fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico que evalúan también el estado final de nuestras abdominales tras la enorme distensión producida por la barriga gestacional. ¡Sorpresa! Las que hemos dedicado horas y horas a hacer trabajo abdominal y pélvico no perdemos tanto. ¡Aleluya, no todo está perdido!  Con un poco de trabajo extra se recupera completamente la masa muscular en su estado natural. Me recomendaron unos sencillos abdominales hipopresivos y continuar con ejercicios de Kegel. ¿Lo más difícil? Ser constantes y volver a tener rutina de ejercicio.

LOS MARAVILLOSOS HIPOPRESIVOS CONOCIDOS COMO LOS ABDOMINALES DE LAS FAMOSAS

Habrán visto como yo que muchas famosas tras ser mamis realizan unos abdominales hipopresivos para recuperar pronto el vientre plano. Esa maravilla con la que todas soñamos…  El hipopresivo es un ejercicio pasivo que mediante la apnea (aguantar la respiración) y la expiración contrae al máximo la zona abdominal y fortalece de nuevo esta zona sin impacto. Se crea un vacío en nuestro vientre que manteniendo la fuerza hace que esa contracción fortalezca los músculos. En Internet encontrarán multitud de videos sobre este tipo de ejercicio y hay muchas formas de hacerlo. Me dijo mi fisioterapeuta que hay distintas profundidades o intensidades, así que si estamos iniciando tendremos que asegurarnos de estar haciendo adecuadamente el ejercicio, ir poco a poco y cuidar mucho la postura y la respiración. Por tanto, amigas, no lo hagan a lo loco, mejor en manos de un especialista.

En cualquier caso tampoco es magia… Hay que ser MUY constantes y tener paciencia en que nuestro cuerpo poco a poco recupere su forma. No hay que obsesionarse porque la naturaleza es sabia y ha sido mucho el impacto de tener un precioso bebé dentro durante 9 meses y después dar a luz.

¡Volverán los abdominales y el suelo pélvico próximamente!

 

Comparte tu opinión