¡Ya lo viví! ¡Ya lo leí! ¡Ya estuve aquí! Esas sensaciones que nos ha pasado a todos alguna vez dejándonos confundidos y con la realidad alterada en cuestiones de segundos. Déjà-vu en proceso…

Ya lo leí, juro que sí… «déjà-vu»

Proviene del francés y, literal, significa “ya visto.” Cae justo como anillo al dedo para estas percepciones tan reales pero a la vez tan inexplicables. ¿Ya me pasó? ¿Cuándo lo viví?

¿Vidas pasadas?

Por un lado, algunas investigaciones apuntan a que estos episodios tienen que ver con el almacenamiento de memoria donde el lóbulo temporal, localizado en el cerebro, trabaja en el proceso de recordar lo vivido… ¿en vidas pasadas?

Esto suele resultar bastante interesante y en ocasiones hasta chistoso, pero realmente tiene su lado no tan bueno si se llega a desarrollar de forma avanzada. Existen los déjà-vu crónicos y suelen ser más contundentes. Las personas que padecen este grado de revelación, por decirlo de alguna manera, sienten que absolutamente todo lo que viven ya ha ocurrido antes.

Por lo general,  cuando alguien desarrolla muchos episodios de déjà-vu crónicos, suelen ser víctimas de ataques depresivos y difusiones en la memoria, ¡no es para menos! Pero ¿qué hacer ante estos casos?

No hay una pastillita que ataque de raíz este padecer pero estaría bien recibir terapias para trabajar el estrés y los ataques depresivos que generan estas sensaciones confusas y repetitivas.

todo-sobre- déjà-vu

Otros factores que generan déjà-vu

Mientras más viajes, mas déjà-vu tendrás: ¡pues sí!, así lo afirma Chris Moulin, investigador del Laboratorio de Psicología y Neurocognición en Grenoble, Francia.

“Estas experiencias están relacionadas típicamente con lugares y se sienten con más intensidad cuando vivimos experiencias novedosas en sitios completamente nuevos.” Explicó Chris.

Partiendo de este punto, podemos entender el porqué cuando viajamos a sitios totalmente desconocidos, a veces sentimos algo que se nos hace familiar asegurando y que no se trata de un recuerdo. Si también te pasa, entonces ya sabes que tu vida pasada hace una pequeña visita en el aquí y el  ahora.

El especialista asegura que a medida que realicemos más viajes y conozcamos más lugares, son más las posibilidades de tener un déjà-vu, solo es cuestión de aceptarlo y vivir el proceso de forma natural.

Los déjà-vu en jóvenes: los chicos que ya están por los 15 hasta los 30 años tienen más posibilidades de vivirlos pero no quiere decir que una persona de edad avanzada no los experimente. Varía la frecuencia y la intensidad, en ocasiones.

A ciencia cierta todos hemos experimentado esta sensación ya vivida, tranquila que nada grave pasa, solo es tu memoria que te hace jugadas interesantes…

LEER MÁS SOBRE: MEMORIA SALUDABLE: MÁS EJERCICIOS Y MENOS SEDENTARISMO

 

Comparte tu opinión