El aceite de oliva extra virgen es recomendable que lo uses en cualquier dieta pero también es esa parte esencial de algunos de los regímenes nutricionales más populares para la rutina diaria.  ¡Dime quién eres y te digo qué dieta va contigo!

Desde la dieta keto a la paleo o de vegetariano a vegano, el aceite de oliva extra virgen es una forma deliciosa de proporcionar grasas saludables, sabor y antioxidantes a cualquier plato.

Tipos de dieta: beneficios del aceite de olivar

Keto

La dieta keto rica en grasas funciona al inducir cetosis, un proceso metabólico que quema la grasa almacenada del cuerpo en combustible, y requiere elementos que eviten los carbohidratos y el azúcar.

Para las personas que hacen dieta keto, consumir suficiente grasa es esencial para mantenerse saludables y sentirse satisfechos. ¿Una forma inteligente de hacer eso? Utilizar aceite de oliva extra virgen.

Con cero carbohidratos, es una excelente manera de evitar un exceso de grasa saturada (de mantequilla, carne roja, crema, manteca de cerdo, aceite de coco y más) y agregar un sabor vegetal brillante.

Paleo

La dieta paleo, o dieta paleolítica se centra en los alimentos que se pueden cazar y recolectar, y excluye cualquier cosa procesada o refinada.

Eso significa que no hay lácteos, dulces, carnes procesadas y más. En ausencia de mantequilla, aceite de cánola y otros aceites de cocina refinados, el aceite de oliva es una forma ideal de cocinar las carnes magras y las verduras, sin el almidón que constituyen los pilares de esta dieta.

Vegetariana

¿Este año seguirás un plan centrado en vegetales? El aceite de oliva se puede usar en un millón de maneras diferentes para resaltar la dulzura y la profundidad de todo tipo de verduras y frutas; desde saltear hasta asar, freír y cocinar a la parrilla, el aceite de oliva extra virgen es una forma saludable de preparar un plato vegetariano.

Vegana

Los veganos evitan cualquier producto o subproducto animal. Afortunadamente, el aceite de oliva es un sustituto ideal de la mantequilla, no solo para cocinar sino también para hornear. Pruébalo en ensaladas, pastas o tal vez con una rica salsa casera.

Cocinar, saltear o freír verduras en aceite de oliva crea un exterior crujiente y caramelizado y nunca será necesario un producto de origen animal.

Mediterránea

Este régimen es el menos restrictivo. Es una forma de comer, enfocándose en alimentos no procesados como frutas, verduras, nueces, granos enteros, aceite de oliva extra virgen (mismo que contiene Vitamina E).

Con esto, equilibramos los niveles de colesterol, mejora la salud de la piel y cabello, además de prevenir el envejecimiento) y especias, añadiendo carne, pollo y lácteos con moderación, por lo cual, la dieta mediterránea es fácil de seguir y mantener.

Como ves, no importa la dieta que elijas, lo importante es colocarle su toque de aceite de oliva extra virgen y disfrutes además de su delicioso sabor, puedas trabajar a tu organismo y disfrutar de los beneficios de este saludable aderezo natural.

Información sugerida por  Carbonell®



LEER MÁS SOBRE: LICUADO MAÑANERO PARA EL DETOX DE ENERO

Comparte tu opinión