Ahora que es más exhortado el confinamiento voluntario, pensemos en todas las formas creativas que tenemos para disfrutar sin salir de casa: bailando, ejercitarnos, leer, comer saludable, darnos gustitos, acercarnos a los nuestros, a nosotras mismas, a resolver pendientes o eso que siempre quisimos y no nos dimos el tiempo. Al final de esta crisis confiemos en que vamos a convertirnos en mejores personas y alcanzaremos una mejor versión de nosotras en muchos aspectos.

Hay muchas formas de, –no solo matar el tiempo–, sino de mejorarlo y pasarla súper. En kena.com te hemos dado ideas para quedarte en casa con recetas de cocina, pasatiempos, DIY, de relacionarnos, deco tips, tutoriales de belleza, meditación, de ser productiva en el home office y para ejercitarnos (como yoga). Lo seguiremos haciendo. Hoy hablaremos de los beneficios y formas de quedarnos bailando sin salir de casa.

Bueno, comencemos con lo lindo de bailar. Los beneficios:

  • es ejercicio cardiovascular, fortalece corazón y circulación
  • da flexibilidad
  • tonifica la figura
  • sirve como calentamiento para entrenamientos de fuerza
  • entrena la memoria
  • incrementa fuerza y resistencia
  • una manera muy divertida de ejercitarse
  • de las actividades más desestresantes que existen
  • aliado en la pérdida de peso
  • eleva el nivel de energía y el buen humor
  • algunos especialistas afirman que combate el Alzheimer, evita la osteoporosis y disminuye el colesterol («¡mamacita!»)

Ahora, lo malo de bailar:

  • Ah, no, no tienen nada de malo

Formas para quedarte bailando sin salir de casa

a) La clásica: elige un espacio más o menos despejado en tu hogar, vístete considerando que sudarás seguramente. Empieza con la primer canción para calentamiento girando, estirando y agitando levemente tus extremidades, cuello, cabeza y torso. Ponte una playlist bailable o deja que tus apps de música te sorprendan con sugerencias o shuffle. Termina enfriando y estirando cada músculo de pies a cabeza.

Funny Tip: Para que no falte variedad: puedes bailar cada día experimentando un ritmo diferente. Lunes disco, martes pop, miércoles árabe, jueves guapachoso, etc… o elegir un artista distinto y hasta jugar al concierto. Ajuaréate si te da la gana.

b) La cyber class: chécate cómo muchos profesores de academias y buenos gimnasios también quedaron recluidos y están bailando sin salir de casa pero ofreciendo sus servicios de primera en clases virtuales vía web (Zoom, Youtube, IGTV, etc). Las cuotas van desde gratis para ganar followers a cooperación voluntaria y cuotas específicas vía depósito, pero en general, todos están siendo solidarios con cuotas bastante afordables.

Funny tip: aprovecha este tiempo e inscríbete a eso que siempre pensaste que ya no estabas en edad, puedes hacer desde ballet, bellydance, flamenco, salsa, zumba o lo que se te antoje.

Además, otra gran ventaja de las clases online es que esa profesora o profesor puede estar bailando sin salir de casa ¡en cualquier parte del mundo!

c) Grupal: en cualquiera de las dos opciones anteriores puedes encontrar esta tercer modalidad y bailar con un grupo. Si quieres y quieren, invita a tus hijos, pareja o con quien vivas a bailar contigo. En las cyber clases, hay modalidades para ver a otras personas bailando desde sus casas. Pero, si nada de lo anterior aplica en tu caso, queda con amigas para bailar un rato vía Face time, Skype o las apps antes mencionadas.

Funny tip: ensayen coreografías cuando la tengan armada, háganse un video donde junten a todos al mismo tiempo bailando sin salir de casa, será memorable, ¡te lo juro!

Comparte tu opinión