Entre los hermanos siempre existirán algunas diferencias de carácter, lo que a la larga puede generar rencillas que serán clave para el buen desarrollo de las relaciones personales. ¿Cómo podemos lidiar con esto?

Con la llegada del segundo hijo a la familia, la vida cambia por completo ya que estos hermanos con el paso del tiempo se pueden convertir en grandes cómplices de travesuras y en amigos inseparables, pues su relación va mucho más allá de los lazos de sangre.

Entre hermanos desarrollan su primera interacción con el mundo social, en la que conviven con alguien nuevo y se adaptan a él, entender que las necesidades y gustos son diferentes a los de ellos, los ayuda a desarrollar habilidades sociales para sus futuras relaciones.

Foto de Anna Shvets en Pexels

Foto de Anna Shvets en Pexels

ESTE TEMA TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LEALTADES FAMILIARES, LO QUE PIENSO

Mantener una sana relación entre hermanos, sin importar la diferencia de edades, ¡sería ideal!

Al tener una relación de entendimiento, igualdad, calma y respeto, pues es la única manera de integrar una sana convivencia entre ellos; los padres pueden apoyarlos marcando sanos límites en ambos.

Aspectos importantes para manejar los celos entre hermanos

Aspecto 1

La llegada de un nuevo integrante a la familia puede causar sentimientos encontrados.

Por un lado, un profundo amor por ese pequeño ser que está por entrar a nuestras vidas, pero por otro, desarrollan sentimientos adversos como los celos al percibir al bebé como una amenaza que les robará la atención y hasta el cariño de sus familiares, despojándolo incluso, de todo aquello que disfrutaba cuando era hijo único, hasta del amor de sus padres. Este fenómeno suele ser más frecuente de los 2 a los 8 años de edad.

Aspecto 2

Uno de los errores más comunes de los padres es comportarse de forma diferente con sus hijos, mostrando preferencia o mayor empatía por uno más que por el otro.

Este tipo de actitudes pueden dar origen a resentimientos que se prolongan incluso, hasta la edad adulta. Otro error es compararlos, seguramente el objetivo es estimularlos, pero en realidad solo se fomenta la rivalidad entre ellos.

Fuente: Kit City.


LEER MÁS SOBRE VIVE UNA RELACIÓN FAMILIAR LIBRE DE VIOLENCIA

Comparte tu opinión