En la actualidad, la violencia de género entre familia es algo que se ha convertido en el pan nuestro de todos los días (cosa que es totalmente inaceptable). ¿Cómo luchar con esto? Haz valer tus derechos y los de los tuyos…
Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en junio pasado se registraron 99 feminicidios, la segunda cifra más alta en lo que va del sexenio actual, sólo uno menos de los 100 casos registrados en diciembre de 2018. Comparado con mayo de este año este delito reporta un incremento de 77 por ciento al pasar de 73 casos a 99 en junio.
Lianna Rebolledo, vocera de La Vida Por Delante (LVPD), señaló que la violencia de género debe prevenirse desde la familia y en las primeras etapas de desarrollo. Permitir que los niños y niñas sean testigos de conductas agresivas promoverá que ellos elijan la violencia como un estilo de vida y de relacionarse.

#ALERTA ¿SUFRO DE VIOLENCIA DE GÉNERO?

Vive una relación de familia sin violencia de género

1. Es imperante evitar la normalización de ataques, amenazas, burlas o cualquier tipo de conducta que atente contra la dignidad personal al momento de educar a los niños.
2. No permitir o promover que las niñas atiendan o sean serviles con sus hermanos varones, por el simple hecho de ser mujeres, es promover el machismo y la violencia de género.
3. Es necesario censurar y eliminar dentro de la familia, las frases populares que enaltecen o favorecen conductas machistas y misóginas como: “Agarren a sus gallinas que mi gallo anda suelto”.
4. Asumir y demostrar mediante el ejemplo que las tareas del hogar son responsabilidad de todos, independientemente de que sean hombres o mujeres.
5. Promover que el cuidado de los hijos es responsabilidad de ambos padres.
6. Levantar la voz y poner un alto ante cualquier actitud de agresión es fundamental para evitar que escale la violencia.
7. Ayudar a las niñas a identificar todas aquellas actitudes, frases y actos que representan violencia y atentan contra su dignidad personal para evitar que las vean normales.
8. Promover la autosuficiencia e independencia en las niñas es fundamental para demostrarles que no necesitan depender de nadie.
9. Atender y dar acompañamiento a los hombres que ejercen violencia es fundamental para ayudarlos a sanar heridas emocionales y enseñarle nuevas formas de relacionarse. 10. Fortalecer la red familiar de apoyo le dará seguridad a la mujer que es víctima de violencia para poder romper con el círculo violento desde las primeras manifestaciones.
Lianna Rebolledo agrega que es importante demostrar que la complementariedad entre hombres y mujeres facilita el trabajo en equipo dentro de la familia y promueve relaciones constructivas.
Haz valer tus derechos y la de los tuyos. Un grito, un golpe o cualquier agresión psicológica o verbal no está bien. ¡Deténlo a tiempo!
Información sugerida por LVDP, La vida por delante.

NI UN GRITO MÁS: LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Comparte tu opinión