El estrés, la carga de trabajo, la incertidumbre y la ansiedad, son algunos factores que muchos colaboradores están viviendo constantemente por el cambio obligado de la modalidad de trabajo ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

La situación que se vive actualmente impulsa a que los empleadores pongan especial atención a los incentivos o estrategias que fortalezcan la motivación, con el fin de “salir adelante más rápido” y ayudarlos a enfrentar el nuevo esquema de colaboración.

ESTE TEMA TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR ¿QUÉ NO DEBE DECIR UN LÍDER A SUS COLABORADORES?

Recomendaciones para el estado psico-emocional de los trabajadores

Cuida su salud física

Los nuevos modelos de trabajo pueden generar grandes éxitos, pero es importante implementar planes para mejorar la salud e impulsar el cuidado y la tranquilidad de toda la organización.

Las áreas de Recursos Humanos deben enfocarse en controlar el ambiente y clima laboral, así como conocer las necesidades puntuales de cada persona.

Respeta su jornada laboral

Cumplir con los horarios establecidos es parte de mejorar la calidad de vida del personal; sin embargo, en nuestro país se tiene la percepción que es más productivo y está más comprometido aquel que trabaja más horas.

Otorga programas de capacitación  

Últimamente las empresas se han enfrentado a diferentes cambios, y por ende también los colaboradores. La brecha generacional es un área de oportunidad para engrandecer las habilidades laborales; a través de programas de capacitación es posible transmitir la información y conocimientos para mejorar el desempeño, así como las metas en general de todos.

Genera hábitos saludables 

El estilo de vida saludable del talento de una empresa es de suma importancia, es un reflejo de menor ausentismo y mejores formas de trabajo. De acuerdo con un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una nutrición inadecuada puede llegar a traducirse en un descenso de la productividad de hasta un 20%.

Actualmente, las áreas de RRHH enfocan sus esfuerzos en promover hábitos saludables y otorgar a su gente métodos que influyan directamente en su alimentación, actividad física, aspectos psicológicos y familiares, entre otros.

Entonces promover entornos laborales más favorables se reflejará directamente en el rendimiento de los empleados y traerá buenos resultados.

Información e imagen sugerida por Sodexo.



LEER MÁS SOBRE ANTE EL COVID: ¿CÓMO SER UN BUEN JEFE A DISTANCIA?

Comparte tu opinión