Gran parte de tener una vida feliz y saludable se la debemos al hecho de tener amigas y compartir con ellas. Este es uno de los elementos más fundamentales para sentirnos plenas, optimistas y satisfechas con nosotras mismas.

Por allí dicen que lo importante no es la cantidad, sino la calidad, y sin duda así es. Todos tenemos amistades, algunos más, algunos menos. Lo necesario es comprender que, con el paso de los años, ellos se convierten en un pilar básico para nuestro bienestar. ¿Conoces los beneficios de pasar tiempo con tus amigas?

Según el jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Stanford, «una de las mejores cosas que un hombre puede hacer por su salud es estar casado con una mujer, mientras que para una mujer, una de las mejores cosas que puede hacer por su salud es cultivar sus relaciones con sus amigas«. Explicó que pasar tiempo con las amigas contribuye en la producción de serotonina, neurotransmisor que genera sensación de bienestar general.

Para los hombres no funciona igual que para nosotras, esto se debe a la manera en la que ellos se relacionan entre amigos. Normalmente sus amistades giran entorno a determinadas actividades como hacer deportes, ver un juego de fútbol (sin hablar, claro) y otros pasatiempos. Es muy extraño que un hombre se reúna con un amigo a beber café y hablar de sus sentimientos, mientras que en las mujeres eso es algo sumamente natural.

Para nosotras, resulta una terapia anti estrés y anti depresiva el hecho de poder sentarnos con nuestras amigas a platicar sobre cómo van nuestras vidas, nuestro trabajo y nuestra relación. Para una mujer compartir sus emociones y sentimientos resulta liberador, e incluso, restaurador. El profesor de Stanford resaltó en su estudio que

las reuniones entre amigas producen los mismos beneficios a nuestra salud de los que genera la práctica de algún ejercicio.

¿Por qué? Bueno, la «verbalización» juega un papel crucial, sentirse realmente escuchadas, comprendidas y aconsejadas, es súper saludable.

Entonces, ya no se diga más, y pauten aunque sea una vez a la semana una reunión de amigas que no les caería nada mal.

Comparte tu opinión