Como sabemos, es recomendable hacer ejercicio y mantener nuestro cuerpo sano y tonificado. Más que por apariencia, por salud y calidad de vida. Pero ¡cuidado!, las lesiones deportivas pudieran ser un enemigo si no les prestamos la atención necesaria.

¿Cuáles son las lesiones más comunes?  Las contusiones en ligamentos de las rodillas: generadas por practicar futbol, parkour, atletismo; tendinitis de hombro: por realizar ejercicios como el béisbol, tenis, natación; y lesiones musculares en la espalda: ocasionadas por levantamiento de peso, ciclismo, entre otros.

¿Cómo saber si estás lesionada?

“Las contusiones provocan dolor agudo y son aquellas que se sienten de manera intensa pero momentánea, aunque, si no se atienden adecuadamente provocan daños permanentes que se manifiestan con dolor crónico, que es aquel que persiste semanas, meses e incluso años,” explican los expertos.

Lo más recomendable es acudir al médico para saber la gravedad del asunto. “Bajo terapia física y prescripción médica con desinflamatorios y relajantes musculares de uso prolongado, se reduce el dolor y la inflamación de las lesiones músculo-esqueléticas, aumentando la flexibilidad de los músculos, ligamentos y articulaciones de la zona.”

Si la lesión se atiende en los primeros 60 minutos, la recuperación será un 40% más rápida.

Por esto no vas a detener el entrenamiento físico, solo tienes que hacer tus rutinas con cuidado, movimientos acertados y con la rapidez precisa para evitar forzar los músculos. ¡Prevenir y no desistir!, de eso se trata.

Información sugerida por: Dr. Oswaldo Ballinas Ordóñez

LEER MÁS SOBRE: 5 COSAS QUE DEBES LLEVAR AL GYM

Comparte tu opinión