Para meditar no necesitas gran cosa y, a pesar de que puede ser intimidante al principio, no es dificilísimo ni tampoco es para «mentes avanzadas».

En un texto ya te hablamos de los beneficios de meditar:

«La meditación es una herramienta increíble para depurar nuestra mente y encontrar soluciones frente a determinadas situaciones. Cuando meditamos, con cada una de las respiraciones se expulsan los dolores, las tensiones, el estrés y todas esas cosas que resultan nocivas para nuestra salud. Cuando se quiere, se encuentra el tiempo para todo, así que tómate por lo mínimo 10 minutos diarios para meditar y limpiarte de adentro hacia afuera. Cuando lo practicas con frecuencia, los niveles de relajación que consigues son cada vez mayores.»

Técnicas de meditación

Existen diversas formas de meditar: poner atención a tu respiración, repetir algún mantra, seguir una meditación guiada, escuchar música mientras te concentras en cada parte de tu cuerpo, etc.

La elección es tuya, pero hoy queremos hablarte de ciertos objetos y productos que los que practican meditación de manera frecuente tienen en sus hogares. Claro, ¡no son necesarios! Con una silla cómoda y hasta tu pijama tendrás… pero si quieres hacerlo de manera más «pro», toma nota de lo que hemos visto por ahí.

Ropa

Tiene que ser cómoda, así que puede ser cualquier pants o vestido que no te apriete. Pero, por alguna razón, las personas que hacen meditación de manera frecuente, utilizan este tipo de pantalón con una playera cómoda. ¿Te gustaría intentarlo?

pantalones-para-meditar

pantalones-para-meditar

 

Asiento

Como te comentaba, con una silla tendrás, pero estos «artefactos» son muy utilizados porque te ayudan a tener una postura correcta: cómoda y con la espalda recta.

El banquito está con asiento acolchonado o sin él, además de que hay diversos tipo de cojines.

Malas

Son un tipo Rosario… es un «collar» con 108 cuentas que te ayudan a llevar las cuentas de la repetición del mantra. En lugar de Aves Marías, son mantras. También pueden tener la mitad de esas bolitas (y lo haces dos veces) o una cuarta parte (y le das cuatro vueltas).

Dicen que, de acuerdo a los hindús y budistas, el número 108 es sagrado y/o que activa la energía de los chakras. De cualquier forma, la repetición te hará entrar en una especie de trance delicioso, además, si tu mantra es «soy digna de ser amada», ¡imagina cómo te sentirás después de repetirlo tantas veces!

¿Qué dices? ¿Te inspiras a meditar? ¡Anímate! Cambiará tu día.

 

Lee más: 

Tips para disfrutar de una buena meditación

 

Comparte tu opinión