Banner-Kena-Horoscopos-2021-Descarga-Revista

En búsqueda de nuevas opciones para estar más saludables y, por qué no, lucir muy lindas, conocimos a la doctora Esmeralda Bastidas, quien hace medicina, nutrición ortomolecular y medicina antienvejecimiento y medicina estética.

Su clínica principal de Neoclinic, está en Culiacán, Sinaloa, pero también viene a la Ciudad de México a ver pacientes. Vamos a conocer de qué trata.

Cuéntanos, ¿qué es la nutrición ortomolecular?

Principalmente se trata en darle nutrición a nuestras células con base en lo que necesitan. ¿Cómo podemos saber qué necesitan? Nos fijamos en los síntomas que manifiesta el paciente, mucho tiene que ver la edad, el género y el estilo de vida de cada quien. Con esa base, ya podemos saber qué es lo que requiere. Si tomamos en cuenta la edad, podemos saber que a partir de determinada edad, puede haber deficiencia de vitamina D, magnesio o zinc y así damos un tratamiento mucho más personalizado.

Puede interesarte: ¡nada de señora!, sexy después de los 40 con estos cortes de pelo

¿Cuáles son las presentaciones de la nutrición ortololecular?

En alimentación, digamos que es la de estilo de vida. La intravenosa, que se absorbe al 100 %, consiste en productos y vitaminas de liberación prolongada, es decir, que no es como siempre pensamos: “me las tomo, voy al baño y las elimino”, no. Son tratamientos que se hacen para que se almacenen de cierta manera en músculo, hígado y sean de liberación prolongada y puedan funcionar por mucho más tiempo.

¿Por cuánto tiempo?

Una o dos semanas, pero con eso es suficiente porque son dosis ortomoleculares, es decir, mucho más elevadas de las que puedas encontrar en una píldora, ya que las pastillas, en México, por alguna razón, funcionan así: en una tableta no puede ir más de 2 gramos de cualquier activo, entonces cuando tú compras un multivitamínico, prácticamente viene lo mínimo de todos los componentes para no rebasar esos 2 mg. Entonces, imagina, si los requerimientos diarios de vitamina C son de un gramo, ahí ya se fue un gramo. Si son 250 mg de magnesio, ya solo nos quedan 750 de lo demás. Realmente nos sobrepasamos. Los tratamientos en pastillas se absorbe en un 40%. Por eso tenemos los intravenosos porque no requieren que estén tomando todos los días las tabletas, con el gramaje adecuado, recuperación inmediata y prácticamente sin efectos secundarios.

También tenemos la nutrición ortomolecular en parches, que también da muy buen resultado y tiene una absorción del 70%. El parche se aplica diario, te los pones tú ya que te llevas la dosis completa para un mes.

¿Los intravenosos para qué son o para qué sirven?

Manejamos diferentes fórmulas: para mejorar el rendimiento energético, fórmulas antienvejecimiento, para gente que hace ejercicio y necesita recuperarse, para desintoxicar, para el sistema inmune, antioxidantes, megadosis de vitamina C, algunos que son para recuperación después de un tratamiento de cáncer –por ejemplo-, post quirúrgicos, quelaciones para el cuidado del corazón, para desintoxicar hígado. Manejamos alrededor de 20 fórmulas.

¿Cada cuándo te los aplicas?

Una persona sana se puede aplicar una dosis al mes como un mantenimiento, aunque necesitamos protocolos específicos en una persona con fatiga crónica, sí necesitamos verlo al menos una vez por semana por cuatro sesiones. Es muy variable, depende mucho de cada persona.

No pasa nada si no te lo pones algún mes, pero tendrás muchos beneficios si te lo pones siempre, porque estás dándole al cuerpo lo que necesita. ¿Las edades?, pues en realidad hay chavos de 15 años, le podemos poner el energy o reforzar el sistema inmune. Después de los 12 años, antes, solo con indicaciones médicas.

¿Cómo se aplica?

La nutrición ortomolecular se aplica como un suero normal, por la vena. Duras alrededor de 40 minutos, o máximo una hora, con el suero conectado. El coctel con la combinación de los nutrientes se prepara en el momento, porque las vitaminas viene cada una por separado, ya que si lo hacemos antes, se pueden desactivar.

“Es una terapia muy noble porque es muy raro que alguien sea alérgico a los nutrientes, así que es para todos”.

Cuéntanos del tratamiento antienvejecimiento

Este trae varias cosas: trae una sustancias antienvejecimientos como zinc, omegas, aminoácidos.

Actualmente están pidiendo mucho el de sistema inmunológico, el de energía, el anti-aging.

Y haces también terapia de remplazo hormonal, ¿en qué consiste?

Es una terapia bioidéntica, es decir, es con base a los requerimientos y necesidades que tiene tu cuerpo, se manda fabricar específicamente lo que necesitas, basado todo en estudios de laboratorios y en los síntomas. A partir de los 35 años hay necesidad de hacerlo porque es cuando empieza la reducción de hormonas. Nosotros tenemos cuatro pilares básicos para trabajar sobre el envejecimiento:

  • manejo del estrés y las emociones
  • manejo de la terapia ortomolecular, tener una célula bien nutrida
  • remplazo hormonal
  • la regeneración celular: células madres, vacunas antienvejecimiento… todo lo que puede ayudar a la célula a que se regenere.

Hay veces que es totalmente evidente cuando cambia la calidad de vida y muchas veces sí es porque viene la menopausia: se cae el cabello, se sube de peso, no pueden dormir, etc., así que hacer un buen remplazo hormonal va a mejorar la calidad de vida de la persona.

¿Y cómo se aplica? Bueno, es una píldora de liberación prolongada, con hormonas totalmente naturales, que dura seis meses y se pone debajo de la piel, en el glúteo. Provienen de la naturaleza y se mandan a hacer en un laboratorio en México que se dedica a hacer fórmulas magistrales: hacen fórmulas a pedido y naturales.

¿Dónde te podemos encontrar?

En la Ciudad de México estamos en Sacramento 526, Insurgentes San Borja. En Sinaloa tenemos seis consultorios.

La aplicación cuesta $1,500 pesos cada fórmula. En parche, $1000, en tabletas, entre $800-1,500 para un tratamiento de un mes.

Comparte tu opinión