A continuación te presentamos la historia de Susan, titulada “Lo que el cuerpo necesita”, que encontramos en el libro “El Juego Interior del Estrés”, de los doctores Timothy Gallwey, Edd Hanzelik y John Horton. Esta nos la cuenta el doctor Edd Hanzelik:

“Susan vino a hacerse unas pruebas porque tenía palpitaciones por las noches. Era una mujer joven y parecía poco probable que tuviera una enfermedad del corazón, opinión que más tarde quedó corroborada al hacerle un examen exhaustivo. Le expliqué que, a veces, un exceso de cafeína o de estrés podía causar palpitaciones. Me dijo que la cafeína no era un problema, pero que su vida, ya de por sí llena de obligaciones, últimamente se había vuelto aún más ajetreada. Se había ofrecido como voluntaria para ocupar un cargo en su comunidad que resultó mucho más exigente de lo que esperaba.

El instinto me decía que una receta efectiva para Susan tendría que incluir las cuatro erres: reposo, relajación, recreo y reflexión.

-Creo que podemos solucionar tu problema con bastante facilidad, le dije.

Se le iluminó el semblante y me miró deseosa de escuchar la respuesta. Sonreí.

-Tengo que advertirte que cuando te diga lo que debes hacer te vas a reír, porque te parecerá absurdo.

-De ninguna manera, contesto. No me voy a reír. Confío en ti.

-De acuerdo, dije. Si puedes reservar media hora al día únicamente para ti, sólo para sentarte y hacer lo que quieras, muy pronto resolverás tu problema.

Susan se rió.

La dejé en la sala de pruebas y le dije que la vería más tarde en la consulta. Cuando volví a mi consultorio, unos minutos después, me quedé estupefacto al verla sentada en una silla, sollozando. Preocupado, le pregunté si le había dicho algo que hubiera herido su sensibilidad.

Movió la cabeza de un lado a otro y se secó las lágrimas. Cuando pudo hablar, simplemente me dijo:

-No me había dado cuenta de lo mal que estoy.

 

El doctor Edd Hanzelik  es médico internista con más de 30 años de experiencia. Para él, la forma en que se trata al paciente es vital para su recuperación. Durante 18 años ha trabajado conjuntamente con sus colegas John Horton y W. Timothy Gallwey buscando una solución práctica para el impacto del estrés.

De sus investigaciones surgió este libro en el que indican que el estrés es una amenaza continua a nuestro bienestar. Refieren que en toda circunstancia humana nos encontramos dos juegos: el Juego Exterior y el Juego Interior.

El Juego Exterior se desarrolla en las canchas públicas de la vida diaria y en él tratamos de solucionar los problemas que nos presentan el trabajo, la familia, las relaciones y la salud.

Al mismo tiempo, el Juego Interior se desarrolla en el interior de nuestra mente, y en él intentamos vencer otros obstáculos como son el miedo, la frustración, el dolor, la falta de confianza en uno mismo y las preocupaciones.

Todos estos obstáculos generan estrés y dificultan nuestra realización. Una vez llegamos a dominar el Juego Interior, somos capaces de manejar los obstáculos del Juego Exterior, sin estrés.

Todos tenemos los medios para construir un escudo contra el estrés, disfrutando con placer el aprendizaje de nuevas habilidades, descansando y relajándonos, siempre confiando en nuestro buen juicio.

Debemos acceder a nuestras fortalezas internas para hacer frente a los vaivenes de la existencia. Esta es la clave de una buena vida.

*Con referencia del E-book Vida Interior: Ábrete a la inspiración, de la psicóloga Helena Echeverría

Comparte tu opinión