Y al parecer se ha vuelto algo cotidiano que diseñadores prominentes sigan dejando sus puestos de trabajo. Hedi hace unas semanas dejó a YLS, Dior aún sin director creativo, Albert Elbaz sin trabajo… ¡Un Caos! El caso de esta semana: Calvin Klein:Francisco Costa y Italo Zucchelli. Diseñadores que han estado en la marca por una década se despiden con el argumento para facilitar la nueva estrategia global de la compañía. Ambos diseñadores, muy talentosos (Costa para mujeres y Zucchelli para hombres) mantuvieron una reputación respetable en la marca, siendo favoritos de celebridades en diferentes Award Shows, y Costa en lo particular innovando con el uso de textiles pro-ecológicos y tecnológicos en las siluetas simples que caracterizan la esencia de Calvin Klein. Sin embargo ejecutivos de PVH, la casa matriz que compró Calvin Klein hace unos años, argumentaban que el fuerte de la marca siempre fue la perfumería y los accesorios y que las pasarelas y la vestimenta no eran mas que gastos de mercadeo para el bien global de la marca… Ouch.

LOS RUMORES

El rumor es que el afamado genio Raf Simmons, quien dejó a Dior hace un poco menos de un año, será el nuevo director creativo de Calvin Klein abarcando todos y cada uno de los niveles… quiere decir “controlando todo los aspectos de la misma”. Simmons en su entrada a Dior probó desde el primer día que posee ese “don”, esa genialidad, que convierte la moda en arte pero a su vez en una ciencia social que refleja el lado mas coqueto y puro de la elegancia. En mi opinión, (de ser el gran rumor cierto), la moda americana necesita un Simmons ¡PUNTO! Hay que revitalizar y revivir lo que en algún momento Halston, Bill Blass y el mismo Oscar de la Renta lograron. Una innovación en el mundo de la moda que vaya de la mano de la elegancia y no tanto de lo cotidiano y lo meramente comercial. Muchos dicen que New York es la bebé de las capitales de la moda y tener a Simmons en este lado del mundo pues cambiará el juego, las perspectivas y sin duda las pautas a cumplir. Importante también descubrir a dónde se dirigen Costa y Zucchelli, ambos gozan de un gran talento y esta historia que promete muchísimos capítulos merece un final feliz tanto para quien se despiden de una gran labor así como de quien se espera que venga para elevar el nivel de la moda americana.

 

Columnista de moda desde Nueva York

Columnista de moda desde Nueva York

Comparte tu opinión