Miedo en exceso a las enfermedades, a algún malestar o síntoma que puedas presentar; de eso se trata la hipocondría. ¿Se puede superar mediante meditaciones?

Los especialistas explican que la hipocondría es “un trastorno psiquiátrico que se caracteriza esencialmente por la creencia de padecer alguna enfermedad seria y potencialmente letal o el miedo a padecer o contraer alguna enfermedad grave.”

Desde una perspectiva ajena, podemos verlo como una actitud exagerada pero realmente no lo es. Las personas que sufren de esta patología, explican que es una pesadilla vivir siempre aterrada a padecer de alguna enfermedad mortal o en un peor escenario, morir.

ESTE TEMA TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR HIPOCONDRÍA: TODO LO QUE TU MENTE TIENE EL PODER DE CREAR

Testimonio real:

Luisa Cóndor, paciente diagnosticada con hipocondría desde hace 4 años, nos revela su testimonio:

“Empecé a padecer de hipocondría luego que mi abuelita muriera de cáncer. Me tocó vivir unos meses muy difíciles con ella y me entró un miedo enorme a enfermarme de cáncer o de cualquier otra patología que pudieran acercarme a la muerte.”

“He pasado por crisis muy difíciles. Un día el ojo se me puse rojo (exceso de celular) y me tomé la tensión 10 veces en menos de 30 minutos. Pensaba que tenía la tensión alta o un derrame cerebral, tuve que internalizar mi patología y pensé en buscar alguna meditación para ir soltando este miedo desgarrador.”

¿La meditación funciona para superar la hipocondría?

Luisa es una prueba viviente que la hipocondría sí se puede trabajar mediante meditaciones y terapias guiadas.

La idea de esto es poder encontrarse con una misma y poder soltar mediante respiraciones profundas y la mente alejada de cualquier pensamiento negativo o compulsivo que podamos tener.

Si eres una paciente hipocondríaca, vamos a dejarte a la mano unos videos que podrán ayudarte para superar este padecer.

Estos videos podrán ayudarte a liberarte de la hipocrondría y a vivir plenamente, sintiendo la vida y plena siempre… 



LEER MÁS SOBRE ¿SOY HIPOCONDRÍACA?: SIGUE ESTOS PASOS Y VIVE SIN MIEDOS

Comparte tu opinión