¿Te sientes bien estando contigo? ¿Disfrutas los momentos en los que te encuentras sola reflexionando o piensas en todo y todos, menos en ti? Son preguntas fuertes que pocas veces nos hacemos y pocas respondemos.

Para muchas mujeres es difícil encontrar ese equilibrio en sus vidas en donde tengan la oportunidad de conocerse de verdad, dejar todo a un lado y dedicarse un día, un momento o un pensamiento, recuerden que el cuidado del cuerpo no sólo es físico sino, mental y espiritual. 

Es por eso que hoy me inspiré en esas mujeres que creen sentirse bien por fuera pero que al final del día sienten que algo no está bien ¿Se identifican? Yo también, creo que todas hemos pasado por esos momentos raros que ni tú sabes qué te pasa pero pensamos que lo más sencillo es dejarlo pasar porque creemos que nuestras obligaciones tienen más importancia, de ahí la famosa frase de Mafalda «Lo urgente no deja tiempo para lo importante«.

Dedícate al día un momento en el que seas tú y tu mente. Reflexiona, aprende a convivir contigo, pregunta, responde y disfruta, para que puedas inspirar a los demás y transmitas ese bienestar que vas a lograr en tu interior.

Mucho de esto tiene que ver con nuestro autoestima que a veces olvidamos empoderar y sacar lo mejor de nosotras para nosotras, no para alguien más. Les comparto estos tips buenísimos de nuestra psicoterapeuta corporal Fátima Escobar, son pasos muy sencillos que te ayudarán.

1.- No juzgarte. En muchas ocasiones, después de terminar alguna actividad nos ponemos a pensar si lo hicimos bien o mal; sin embargo, para lograr una autoestima más sana, es recomendable acallar esa voz crítica que constantemente nos dice frases destructivas de nosotras mismas.

via GIPHY

2.-Tomar las situaciones «malas» como oportunidades. La mayoría de los seres humanos tendemos a poner más atención en las cosas oscuras por las que estamos pasando, se nos hace una adicción a la queja y a los estados de ánimo negativos; nuestro trabajo aquí es detener esas voces internas que sólo nos llevan a estados de sufrimiento. 

via GIPHY

3.-Realiza tareas que te causen satisfacción. Llevar a cabo actividades que nos gusten en nuestro tiempo libre nos dará una mayor satisfacción en la vida y, por ende, a nuestra autoestima: desde hacer ejercicio y tomar clases de baile hasta pintar, leer, aprender a tocar un instrumento musical o un nuevo idioma, visitar museos y monumentos históricos, dedicarte a la jardinería, hacer manualidades o inscribirte a un taller de escritura.

via GIPHY

4.-Visita amigos y mantente en contacto con la naturaleza.Otras actividades que también producen una gran satisfacción son disfrutar y pasar tiempo de buena calidad con nuestros familiares y amigos, además de buscar entornos para pasar un día rodeado de árboles y plantas, un picnic, pescar, ir a la playa, caminar en el parque, hacer senderismo o subir una montaña.

via GIPHY

5.-No busques la aprobación de otros. Desde pequeñas aprendimos que la aceptación de mamá y papá en lo que hacíamos tenía como recompensa su amor, y ahora nos damos cuenta de que también buscamos la aceptación en nuestra pareja, amigos y jefes en el trabajo. Pero si no lo hacemos de una manera auténtica, nos hará perder la autoestima. Darle mayor importancia a complacer a los demás que hacer lo que realmente tú quieras, terminará por distanciarte de ti misma.

via GIPHY

6.- Sigue tu intuición. Al tomar decisiones importantes en la vida no debemos perder de visita nuestros deseos y opiniones, atender al sentido común y la intuición nos llevará a decidir con toda asertividad y seguridad. ¡Sí puedes hacerlo!

via GIPHY

7. Vive tu sexualidad de forma satisfactoria. En este terreno, la autoestima sexual tiene mucho que ver con la autoestima emocional y una buena pregunta sería: ¿Crees que pasas por algún bloqueo que te impide disfrutar plenamente de tu sexualidad? Alguno puede ser rechazar nuestro propio cuerpo, calificarnos negativamente, no hablar de lo que nos gusta e inhibir el deseo por la pareja. Existen dos principios fundamentales que te ayudarán a vivir tu sexualidad de la mejor forma: uno, hazlo sin dañar a terceros; dos, NO tengas culpas, miedos y/o vergüenza. Si crees que estás atorada por algún motivo, es mejor que busques la ayuda de un especialista.

via GIPHY

8.-Deja de ser perfeccionista. El problema de buscar siempre que todo sea perfecto es que te llevará a la autodestrucción y a estados de ansiedad muy intensos. Una mujer perfeccionista piensa que no importa lo que haga, porque nunca será suficiente, pero lo ideal es admitir con paciencia y cariño para contigo misma que puedes cometer errores y que éstos serán parte de tu aprendizaje en la vida. Cuando deseas hacer algo o terminar un proyecto, haz un propósito: que te vas a esforzar lo más que puedas y que darás lo mejor de ti misma para llevarlo a buen fin; si llegas a equivocarte o las cosas no salieron como tú esperabas, procura estar atenta y en completa observación para no auto-castigarte. Deja de pensar en querer siempre ser la mejor de la clase y toma tus errores como enseñanzas, ésta terminará siendo tu mayor oportunidad para aprender, mejorar y crecer. Siempre recuerda que los errores forman parte de la vida y son inevitables.

via GIPHY

9.- Abrázate, acariciate, consiéntete. Querernos tal y como somos significa que existe una gran autoaceptación. Sin tantas condiciones y exigencias podemos vivir más llenas de amor, confiadas y respetadas, lo que hará que nuestra autoestima sea y permanezca más tiempo sana. Por ello es primordial resolver nuestras carencias, inseguridades, temores y situaciones que nos inquietan. ¡Practica el perdonarte, mírate de una forma compasiva y amorosa, expresa tus ideas, pensamientos y sentimientos de la manera más asertiva posible, busca sentirte en paz, establece tus propios límites, no te compares y celebra tus logros!

via GIPHY

 

 

Comparte tu opinión