¡Somos las señoras de las plantas! Y qué importante es tenerlas presente siempre en nuestro entorno. Así como adoptas un perrito, un gato o un pajarito, puedes también adoptar una plantita y colocarla en un lugar que te inspire paz. ¿Sabes por qué?

ESTE TEMA TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FENG SHUI: PLANTAS QUE NO DEBES TENER EN CASA

Foto de Anna Shvets en Pexels

Foto de Anna Shvets en Pexels

Adopta una plantita o una flor y mira cómo cambia tu vida

Mejorará tu estado anímico y emocional

Cuando recibimos un ramo de flores, automáticamente nuestras emociones se disparan y hasta se pueden crear vínculos afectivos con la persona en cuestión. Por lo que es una buena manera de evitar la depresión y los bajones emocionales.

Si tienes un ramito de rosas o algún jarrón de tu plana favorita, el ambiente se vuelve más alegre, sereno y romántico. Definitivamente el toque de estas plantas es único para nuestro hogar y hasta sitio de trabajo.

Si sufres de depresión ten en cuenta lo siguiente:  «las flores significan  una distracción en el lugar donde se encuentran y en su rutina diaria. El hecho de cuidar las plantas, como regarlas, podarlas y verlas retoñar o florecer es un proceso sumamente terapéutico», afirman expertos.

Relajación y buen humor

En este caso, las flores con colores suaves, calman y llenan de paz y las de colores más intensos, aumentan la percepción energética.  
Depende de cuál des tu caso, juega con los colores de tus plantas y dale un toque diferente a tu espacio. Si trabajas en casa, es importante que tengas una cerca, te hará sentir mucho más cómoda y las ideas fluirán.
Solo imagínate con un girasol al lado de tu computadora. ¡Así sí que dan ganas de seguir trabajando!
Foto de Daria Shevtsova en Pexels

Foto de Daria Shevtsova en Pexels

Aire purificado en 3, 2, 1…

Las plantas complementan el proceso respiratorio de los humanos, gracias a su proceso de fotosíntesis. Muy buena idea que inhalemos pureza y exhalemos el dióxido de carbono.
Definitivamente, las plantas purifican la calidad de aire que tenemos en nuestro entorno, bien sea hogar o trabajo.

Tienen la capacidad de reducir el ruido

¡Sí!, las platas ahogan los sonidos y más aquellos que retumban en espacios cerrados y suelos duros.
La alteración acústica se percibe más cuando la frecuencia del sonido es muy alta.

Adiós la fatiga

«Remueven el humo, microorganismos patógenos, volátiles y captan el polvo, reduciendo su presencia en el aire hasta un 20%. Con esta limpieza, se disminuye la sensación de fatiga que experimentamos, como consecuencia de una atmósfera cargada,» leímos de los expertos.
Entonces no es mala idea de adoptar una planta y comprar flores de vez en vez… ¡Por un ambiente más natural y sano!


LEER MÁS SOBRE ¿ERES O QUIERES SER LA SEÑORA DE LAS PLANTAS?

Comparte tu opinión