Una opción que tiene la ventaja que es rendidora y puedes prepararla con anticipación.

6 porciones

Ingredientes:
Para la pasta quebrada:
250 g de harina
1 pizca de sal
125 g de mantequilla fría
1 huevo ligeramente batido
Para el relleno:
250 g de queso manchego, rallado
1 manojo de espinacas desinfectadas
1 taza de crema espesa
4 huevos
• sal y pimienta
1 pizca de nuez moscada

Preparación:
1. Coloca la harina y sal en el procesador de alimentos.
2. Añade la mantequilla en trozos y el huevo; procesa hasta incorporar todo perfectamente.
3. Agrega ocho cucharadas de agua helada y sigue mezclando, hasta forma una masa homogénea.
4. Envuélvela en plástico y refrigera durante media hora.
5. Aparte, en un tazón, mezcla el queso rallado, las espinacas picadas, la crema, los huevos; sazona con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
6. Extiende la masa, en una superficie plana, previamente enharinada, hasta que quede de medio centímetro de espesor.
7. Forra un molde para quiche y vierte encima el relleno.
8. Hornea a 180 °C, durante 40 minutos o hasta que el relleno esté firme y sus orillas doradas.

Más recetas de opciones de desayuno en tu revista Kena Cocina, búscala en:
• Edición digital: issuu.com/dearmas
• Edición impresa:  Bodega Aurrera, Walmart, Chedraui, City Market, Mega Soriana, La Comer, Superama, Fresko, Sanborns y Liverpool.

Comparte tu opinión