¡Sonreír! Es gratis, contagioso y muy saludable

Sí, sonreír cura el alma. Aunque los días se tornen grises, dale el color a tu vida con tan solo una sonrisa. No tienes que hacer mucho esfuerzo para hacerlo y vale tanto, que sé que todos los que te vean se contagiarán y cambiarán su humor. 

A mal tiempo buena cara y es una frase que debes tener entre ceja y ceja a diario. No es sonreír por cosas que causan gracia, que es lo norma, hazlo desde tu interior, que forme parte de tu vida y que sea siempre pensando en tu bienestar. 

Lee también Di adiós al estrés y a la ansiedad

Sonreír: parte de nuestra esencia

Sonreís es una emoción natural que expresa nuestros sentimientos. Forma parte de lo que somos y lo hacemos desde el día uno de nacidos. Así como a segundos de ver la luz de la vida lloramos, en minutos y al sentirnos seguros en las manos de nuestra mamá, podemos soltar nuestra primera sonrisa. Aquí es, donde confirmamos que nacimos para ser felices y con una esperanza de vida. 

¨Sonreír al espejo, cada vez que te veas en él, es una forma sana de activar la mente y el cuerpo para los desafíos del día a día.¨

Sonreír
Sonreír alivia el alma. Foto de Vanessa Serpas de Unsplash.

Antídoto para el alma dolida

Sonreír es nuestra mejor carta de presentación. Hacerlo de forma natural y espontánea, a veces, hasta enamora. Así que no dejes se hacerlo. Es una expresión facial que se puede reconocer a metros de distancia y si lo hacemos a carcajadas más.

Estudios han demostrado que los adultos, sonríen entre 20 a 25 veces por día. Por su parte, los niños lo hacen alrededor de 300 veces al día. Esto indica que entre más vamos creciendo, menos sonreímos. Bien sea por las vicisitudes de la vida o porque simplemente no dejamos aflorar el bienestar en nuestro estilo de vida y solo vivimos apegados a lo que nos hace daño. 

¡Libera el alma con sonrisas! Foto de Emily Goodhart de Unsplash

Sonreír es buenísimo

Patch Adams el médico loco que creía que la risa todo lo cura, decía que ¨Cada quien es autor de su propia felicidad y te corresponde a ti decidir cada mañana temprano tener un día feliz¨. Por eso ten en cuenta estas sencillas razones por las cuales no debes dejar de sonreír: 

Sonreís es gratis.  Hay cosas que el dinero no compra y entre esas las sonrisas innatas. Contagia a los demás con tu sonrisa. 

Gana longevidad. Datos de la Sociedad Española de Neurología, las personas que sonríen más, ganan una media de 4 años de vida más que el que no lo hace. 

Activa los músculos.  Al sonreír se activan 17 músculos faciales, por lo cual estás aportando elasticidad al rostro de forma natural sin mucho esfuerzo. Por el contrario, al molestarte estás activando 42 músculos faciales con tensión. 

Lifting natural. Al sonreír se sobre oxigenan las células y tejidos faciales, por lo cual se reducen las ojeras y líneas de expresión. 

Reduce el estrés.  Cuando sonreímos en estados de tensión, se controla la secreción de cortisol y adrenalina lo que disminuye los niveles de estrés. 

Alivia el dolor. Es un calmante del dolor. Al sonreír liberamos endorfinas que alivian el dolor de forma natural. 

«Nunca dejes de sonreírni siquiera cuando estés tristeporque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.»  Gabriel García Márquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.