Esta pregunta es difícil, la comida y nosotras podemos tener una relación álgida, condicionada y de un pleito casi mortal.

La comida nos da felicidad, sí, pero también nos la quita. Llena vacíos, nos da culpa. Nos atragantamos para callar o  para castigarnos, tenemos culpa si comemos o, incluso, tratamos de tener ¡algo bajo control! (lo que metemos a nuestra boca).

Bajar de peso, dieta, anorexia, atracones, descuido, problemas emocionales, todos estas palabras se relacionen con nuestra forma de alimentarnos (o no).

En esta plática de #MujeresEnAcción, yo (Cristina Mendoza, editora de este espacio), Bárbara Hieber, psicóloga bariatra y Shelly Samra, nutrióloga, platicamos de cómo nos relacionamos con la comida… en especial los mexicanos.

Comparte tu opinión