Buenos hábitos alimenticios en dos pasos

Tener una buena nutrición es un elemento fundamental para que el organismo mantenga un buen funcionamiento. Esto puede ayudar para evitar enfermedades comunes como la diabetes, hipertensión arterial, infecciones intestinales, gastritis y obesidad. ¡Definitivamente, vale la pena hacer ciertos cambios!

Nutrición y alimentación son dos conceptos íntimamente relacionados. Nutrición: son todos aquellos procesos celulares que están involucrados en el aprovechamiento de los nutrientes por el organismo. Alimentación: es un conjunto de procesos biológicos, pero también psicológicos y sociológicos que están relacionados con el consumo de alimentos.

¿Cómo te llevas con la comida?

La alimentación nos proporciona no sólo beneficios biológicos, sino que brinda satisfactores emocionales y socioculturales.

Por ello, establecer hábitos saludables implica tener una relación positiva con los alimentos, aprender a identificar nuestras señales internas de hambre y saciedad, evitar sentir culpa después de comer y comprender que el disfrute de los alimentos también forma parte de una adecuada nutrición.

Los vegetales siempre van a ser parte del plan nutricional. Foto de Daria Shevtsova en Pexels
Los vegetales siempre van a ser parte del plan nutricional. Foto de Daria Shevtsova en Pexels

¿Qué comer?

 Comer saludablemente a menudo se asocia como “aburrido”, “restrictivo”, “difícil” y “laborioso”, lo cierto es que comer rico y nutritivo es ¡posible! La clave de una alimentación correcta es incluir todos los grupos de alimentos, haciendo mejores combinaciones y teniendo en cuenta el tamaño de las porciones.

Las verduras, frutas y leguminosas

Este grupo es muy importante, nos aportan vitaminas, minerales y fibra que ayudan a mantenernos sanas.

Una alimentación basada en plantas (de origen vegetal) puede contribuir de manera positiva al consumo de vitaminas y minerales esenciales para el sistema inmune, además, podremos mantener nuestro intestino saludable, entre muchos otros beneficios.

Una manera sencilla de llevar una alimentación correcta es seguir el método del plato del buen comer, dividir el plato en cuatro secciones al momento de servir tus alimentos:

  • Casi la mitad debe ser dedicada a las verduras
  • Un cuarto se utilizará para el arroz, sopa o alimentos derivados del maíz, trigo, arroz.
  • La otra cuarta parte se deben considerar alimentos que brinden proteínas, ya sea de animales como pescado cerdo o pollo, o de leguminosas como frijoles y lentejas.

“Considerando que los mexicanos usualmente comemos arroz o sopa, podemos aprovechar estos platillos para incluir verduras como espinacas, flor de calabaza o nopales por mencionar solo algunas y también integrarlas en las salsas con las que acompañamos nuestros guisados”, mencionó Georgina Gómez, nutrióloga del área de Investigación y Desarrollo de Unilever México y el Caribe.

LEE ESTE POST: ¿DEPRESIÓN Y NUTRICIÓN?, ¿UNO DEPENDE DEL OTRO?
Huevos: una de las proteínas más completas. Foto de Karolina Grabowska en Pexels
Huevos: una de las proteínas más completas. Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Nutrición en ideas

Para lograrlo ¿sabes la clave? Pues es sencillo, debes incorporar estos pequeños cambios de manera constante a fin de que, incluir más alimentos de origen vegetal en nuestras comidas, se convierta en un hábito a largo plazo.

DESAYUNO

Huevos al horno con espinacas a la crema

Un desayuno ligero y con los nutrientes necesarios que se deben adquirir por las mañanas, en donde puedes aprovechar de una forma diferente el sabor que ofrecen las espinacas, la cual es una fuente natural de vitamina A que ayuda a mantener una piel saludable.

COMIDA

Pizza de atún a la Maizena

Una receta preparada con atún, kale o col verde (considerado un “superalimento” porque aporta calcio, hierro, vitamina C y ácido fólico) y una deliciosa masa elaborada con fécula de maíz para darle una consistencia más esponjosa. Es ideal para quienes son amantes de la pizza y buscan una opción rica en sabor y nutrientes.

CENA

Pescado al comal con quelites

Los quelites son reconocidos por su aporte de hierro, potasio y vitamina A. Es una alternativa para comer en cualquier momento del día, sencilla de hacer y con un sabor fundamental que le va a encantar a todo tipo de personas, ya que la variedad de los quelites es muy amplia y puedes prepararlos conforme al gusto de tu familia.

Fuente: Unilever


NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR COMO ANTIENVEJECIMIENTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Síguenos @KENArevista!

Acompáñanos en nuestras redes sociales y no te pierdas ninguna nota de KENA.